La carta en la que Sànchez se despide

El expresidente de la ANC y diputado de Junts per Catalunya Jordi Sànchez ha renunciado hoy a su candidatura para presidir la Generalitat de Cataluña con una carta dirigida al presidente del Parlament Roger Torrent. Este es su contenido en español.

Estimado presidente,

El pasado 12 de marzo debería haber comparecido en el Parlamento para defender mi candidatura a la presidencia de la Generalitat. Como bien sabes, no pude dar respuesta satisfactoria a tu convocatoria. Los motivos son conocidos. Tan conocidos como preocupantes. En todo caso, no es éste el momento ni el lugar para hacer una defensa de mis derechos como diputado que, con la decisión del Tribunal Supremo, han quedado conculcados.

Contrariamente a algunas voces que se han dejado sentir estos días, cuando acepté la posibilidad de ser candidato a la presidencia de la Generalitat, lo hice desde el convencimiento de que la situación de prisión preventiva estaba llegando a su fin; la mía, la de Oriol, la de Jordi y la de Joaquim.

En ningún caso, ni mi voluntad ni la voluntad de la mayoría parlamentaria que me apoya era presentar mi candidatura como una provocación ni un desafío a nada ni nadie. Mi candidatura surgió desde la determinación de liderar un gobierno estatutario pensado para servir al conjunto de la ciudadanía y comprometido a dejarse la piel para revertir las causas de los principales problemas políticos y sociales que Cataluña tiene.

Entre los primeros, la desaparición del artículo 155 de la Constitución es el más urgente. Y entre los problemas sociales, quiero remarcar el de la exclusión social que hoy fractura la sociedad y condena tantos hombres y tantas mujeres a vivir en un estado de necesidad que nos convierte a todos nosotros en indignas compatriotas si no nos comprometemos a fondo para combatir las causas de la exclusión.

A fecha de hoy sin embargo, sigue vigente la decisión del Tribunal Supremo de condicionar la soberanía del Parlamento e impedir mi asistencia a la sesión de investidura. Estoy pendiente de la resolución a recursos presentados y no escatimaré esfuerzos para encontrar justicia en los tribunales europeos y en organismos internacionales protectores de los Derechos Humanos.

En todo caso, y como tú ya sabes, mantengo desde el 22 de diciembre un compromiso para concretar el mandato de las urnas, constituir gobierno y evitar nuevas elecciones. La ciudadanía merece todo el respeto y nuestra obligación es intentar hacer gobierno. De hecho, no intentar la sesión de investidura y renunciar a la elección de una presidencia para liderar un nuevo ejecutivo sería un error imperdonable, de graves consecuencias para la ciudadanía, de daños irreversibles para el autogobierno y contradictorio con los valores republicanos que defiendo.

Por ello, y con plena armonía con el presidente Puigdemont, te pido que des por retirada mi candidatura a la presidencia de la Generalitat. Creo, sinceramente, que es el mejor servicio que ahora puedo hacer por el país. La generosidad que tuvo el presidente Puigdemont el pasado 1 de marzo para facilitar la constitución de un gobierno lo antes posible, ahora me obliga a mí. Y lo hago convencido de que ninguna otra decisión puede aportar una mejor solución.

Te pido, presidente, que de manera inmediata y tras las consultas oportunas, convoque la sesión de investidura con el objetivo de que la ciudadanía recupere el derecho a un gobierno legítimo y justo. Te pido que traslades a los compañeros y compañeras del Parlamento mi inquietud para evitar las interferencias externas que hoy sufre el Parlamento.

La defensa del parlamentarismo es una obligación compartida, de las mayorías posibles y también de las diversas minorías. El Parlamento es plural y equilibrado como plural y diverso es el país. Es obligación de las 135 personas que conformamos el Parlamento encontrar y transitar sin miedos en los puentes y caminos del diálogo. Y esto sólo será posible si previamente hay un acto de reconocimiento recíproco, honesto y sin apriorismos. Sin renuncias a las propias ideas y con la legitimidad de las urnas. Debemos defender conjuntamente y sin excepciones que el Parlamento sea el espacio donde todas las voces, opiniones y propuestas puedan ser expuestas y escuchadas.

Si la autocensura o la tutela "ex ante" proveniente del exterior se apodera del Parlamento, lo único que nos quedará por hacer será abandonar el hemiciclo y aceptar la derrota del parlamentarismo democrático. Me siento deudor de los cientos de miles de hombres y mujeres de toda clase y condición que con tanta dignidad han protagonizado el otoño de la libertad en Cataluña. Quiero agradecer en especial a todos aquellos que vivieron y hacer posible el 1 de octubre.

No olvidaré fácilmente la lección de determinación a favor de la libertad, siempre cívicamente y con un compromiso con los valores democráticos y no-violentos. El hecho de presentarse a las elecciones del pasado 21 de diciembre, la aceptación posterior a ser candidato para ser investido presidente del gobierno estatutario y ahora la renuncia a la investidura para no retrasar más en el tiempo la constitución del nuevo gobierno, son tres decisiones que quieren responder a un mismo compromiso; servir de la mejor manera el país, mis conciudadanos y al hilo de esperanza de la libertad que es muy vivo en muchos de nosotros.

Te deseo como presidente del Parlamento todos los aciertos y al resto de diputados y diputadas la mejor de las virtudes para ser dignos representantes de la ciudadanía.

Luz en los ojos y fuerza en el brazo, Hasta pronto, Jordi Sánchez

Presidente Grupo Parlamentario Junts per Catalunya

Soto del Real, 20 de marzo 2018

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.