Ingeniero de 40 años y urbanita: así es el cliente de 'robo advisor'

Casi el 80 por ciento de los usuarios tiene inversiones por menos de 100.000 euros, según datos de Indexa

robo-advisor

La inversión a través de gestores automatizados crece en España, aunque sus cifras todavía están lejos de las de otros países del mundo como Estados Unidos, por ejemplo. Precisamente por eso, los inversores que se acercan a este tipo de productos en España tienen un perfil determinado. En el caso de los clientes de Indexa Capital, el 81% tiene entre 25 y 55 años, el 79% es titulado superior y un 24% son ingenieros. «Como se trata de un producto nuevo y un pelín técnico, todavía tenemos que explicar mucho lo que hacemos. Por eso, la proporción es especialmente alta de ingenieros entre nuestros clientes», explica François Derbaix, co-CEO de Indexa, quien recuerda que los ingenieros de Sillicon Valley son los que han alimentado los robo advisors que han surgido al otro lado del Atlántico. 

Asimismo, en el informe de Indexa destaca la elevada proporción de hombres (el 82%) entre la clientela, que Derbaix relaciona con el hecho de que la gestión del patrimonio del hogar en España suela recaer todavía en los varones. «No es algo propio de Indexa sino del sector general», asevera. «En el mundo de la inversión es un gran reto que las mujeres tomen conciencia de la necesidad de invertir a largo plazo. La media es de hombres urbanitas de entre 35-50 años», dice por su parte Martín Huete, co-CEO de Finizens. 

Más allá del género, las cifras de Indexa también arrojan que no se trata de un servicio exclusivo para altos patrimonios. Más bien al contrario, el 78% de los usuarios tiene inversiones por menos de 100.000 euros. «Los clientes entran con unos 12.000 euros de media. A los 12 meses están en 23.000 euros y, a los 24 meses, están en 42.000. Porque meten más dinero», dice Derbaix.
Aunque la media es una medida «tramposa», según este experto, pues queda sesgada por los patrimonios más altos (22% con más de 100.000 euros invertidos). Por eso, Debaix prefiere utilizar la mediana, que arroja 12.000 euros (la mitad de los clientes tiene más de 12.000 y la otra mitad, menos).

En todo caso, este emprendedor espera que el perfil del usuario de gestores automatizados de inversión vaya asemejándose cada vez más al de un español cualquiera, a medida que se vaya popularizando este tipo de productos. «En una start up empiezas con los early adopters. Luego, la segunda fase son los seguidores, que son menos tecky o pioneros en probar un servicio. Y, lueg o, ya tienes una fase siguiente en la que estás en el mercado masivo. Nosotros estamos ahora entre early adopters y los seguidores. De hecho, los seguidores vienen invitados por esos early adopters. En el caso de Indexa Capital, el 46% de los clientes vinieron a través de una invitación de otros clientes de Indexa».

No solo milenials

En Estados Unidos, de hecho, ya se está dando este fenómeno de ampliación de la base, tal y como explica un informe de Deutsche Bank: «Los milenials de entre 24 y 35 años son a menudo los primeros en adoptar nuevas tecnologías. De hecho, en los inicios de la gestión automatizada en 2013-2014, entre el 50 y el 60% de los clientes eran milenials. Sin embargo, esto ha empezado a cambiar en los últimos años. La industria estima que los clientes de gestores automatizados en Estados Unidos están de media en los 40 años y con cuentas sobre los 6 dígitos. Este hecho apunta a que se está produciendo un ensanchamiento de la base de clientes atraídos por la gestión automatizada en Estados Unidos».

El informe de Deutsche Bank también destaca que la mayoría de inversores de este tipo en Estados Unidos cuentan con estudios superiores: «Los clientes con mayor nivel de educación utilizan con más frecuencia los robo advisors. Y lo mismo ocurre con el nivel de alfabetización financiera».

Respecto al perfil de los clientes europeos, el documento de Deutsche Bank explica que hay poca información agregada para poder ofrecer una aproximación que se acerque a la realidad demográfica. Lo que sí aporta el informe es el perfil del usuario alemán, que tiene de media unos 40 años, unos ingresos mensuales netos de unos 4.000 euros y un nivel de educación de graduado universitario; unos datos que (salvo los ingresos mensuales) se asemejan bastante a los del inversor español.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.