Históricos comicios: reelección de Hernández o victoria opositora

Honduras celebra este domingo unos comicios insólitos en su historia. A un lado se encuentra el conservador Juan Orlando Hernández, presidente desde 2014 y primer dirigente hondureño en 30 años que se presenta a una reelección democrática. Al otro, Salvador Alejandro Nasralla, quien también por primera vez liderará una alianza opositora conformada por dos partidos de corte socialista, el Libre y el PINU. Cualquiera de las dos opciones vencedoras dejará un inédito vencedor a los mandos de un país arrasado por una cruel violencia que fuerza a miles de hondureños a emigrar todos los años hacia Estados Unidos.

Erradicarla ha sido el principal foco de Hernández en sus casi cuatro años de presidente. En 2013 Honduras era el país con mayor tasa de homicidios del mundo, con 86 asesinatos por cada 100.000 habitantes, según la ONU. Desde que tomó el poder, el líder del Partido Nacional ha desarrollado una agresiva política de seguridad pública -creando nuevos cuerpos policiales y desarticulando bandas criminales- con el objetivo de rebajar esas negras cifras. Y la política de Hernández ha logrado tener efecto.

El año pasado la tasa de homicidios bajó a 59 asesinatos por cada 100.000 personas, según la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Si bien este país, que forma parte del sangriento Triángulo Norte de Centroamérica -junto con Guatemala y El Salvador- continúa teniendo una elevada tasa de homicidios, se observa una tendencia decreciente de violencia, aunque aún es notablemente elevada. Así, el 57% de los inmigrantes hondureños encuestados en su paso por México hacia Estados Unidos aseguraron abandonar su hogar debido a la inseguridad, según un informe publicado este año por Médicos Sin Fronteras.

Con el fin de reducir la emigración, Hernández ha buscado una mayor cercanía con Estados Unidos a través de la Alianza para Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica, formada junto con Guatemala y El Salvador, dos países que afrontan dos problemas similares a Honduras: delincuencia y desempleo. El presidente Barack Obama propuso está alianza, a la que Donald Trump ha dado continuidad, para canalizar fondos federales a está región y lograr su desarrollo. En 2017, está iniciativa amontonó 750 millones de dólares en ayuda al desarrollo y seguridad en la región.

Honduras es un país de ingresos medios y bajos y su economía afronta varios retos, según el Banco Mundial. Alrededor de dos tercios de la población vivía en la pobreza en 2016, unas diferencias que se acrecientan en las áreas rurales, donde una de cada cinco personas vive en pobreza extrema. No obstante, el año pasado su PIB creció un 3,7% y se espera que para 2017 mantenga un nivel de desarrollo económico similar.

Unas reñidas elecciones

Hernández tratará de ratificar el apoyo de los hondureños a sus políticas en las elecciones de este domingo. De lograrlo, se convertiría en el primer presidente del país que gana una reelección democrática en años, ya que hasta 2015 el Tribunal Supremo de un país resolvió permitir que el jefe del Estado no sé podía presentar de forma consecutiva a unos comicios. La decisión, no obstante, ha generado mucha controversia en Honduras y ha dado fuerzas a los partidos socialistas para cementar la Alianza de la Oposición contra la Dictadura que dirige Nasralla.

Nasralla, de 64 años, lleva poco tiempo en la política. Con una larga carrera periodística a sus espaladas, creó en 2011 el Partido Anticorrupción que logró un cuarto puesto y el 13,4% de los votos en las elecciones de 2013, las que ganó Hernández. De cara a estos comicios, Nasralla lidera esta amplia coalición del PINU y del Libre que incluye socialdemócratas y centristas que buscan romper con el bipartidismo que han dominado durante años el Partido Nacional y el Partido Liberal, comandado por Luis Zelaya.

De acuerdo con las encuestas, Zelaya es el tercer favorito. El Partido Liberal que lidera es una agrupación de centroderecha y tiene más de cien años de historia a sus espaldas. Este partido atraviesa una crisis desde que el golpe de Estado de 2009 depuso del poder a Manuel Zelaya, actual coordinador general del Partido Liberal. Su programa también se basa en limpiar las fuerzas de seguridad de oficiales corruptos y fortalecer las fuerzas del orden público.

Garantizar la transparencia

Desde la oposición han sido varias las denuncias sobre posibles intentos de cometer fraude en las elecciones para asegurar una victoria de Hernández. Para asegurar la fiabilidad de los resultados, el país ha desplegado un enorme operativo policial de 35.000 efectivos y más de 4.000 cámaras que vigilarán los centros de votación. En total son seis millones de hondureños los que están llamados a votar en las 18.000 mesas electorales distribuidas en todo el país.

Igualmente, se ha autorizado la participación de observadores internacionales compuestos por una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA), además de miembros de la embajada de Estados Unidos y medios de comunicación que cerciorarán la veracidad de las actas. Se estima que un primer recuento de los resultados estará listo por la tarde, es decir, en la madrugada de España. Y como es habitual en las votaciones en América Latina, el gobierno decretó para este sábado ley seca hasta la tarde del lunes para tratar de evitar disturbios.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.