Guía para las irregularidades de emisiones en el sector del motor

¿Cuáles son las firmas afectadas?

Volkswagen

En 2015 la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE.UU. denunció que la compañía alemana había instalado un «software» por el que se manipulaban los datos de emisiones de óxidos de nitrógeno durante los controles oficiales. Días después se descubrió un fraude mundial que afecta a 11 millones de modelos. Solo en el país norteamericano VW deberá pagar hasta 20.000 millones de euros.

Renault

El Tribunal de París, basándose en un expediente de la comisión técnica formada por Ségolène Royal, ha iniciado una investigación para determinar la razón de las desviaciones en los datos de emisiones de óxidos de nitrógeno entre las cifras recabadas durante los controles y en conducción real. En concreto, se observaron niveles varias veces superiores en los modelos Captur y Espace.

Fiat Chrysler

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos acusó el pasado jueves a Fiat Chrysler de trucar cerca de 104.000 vehículos para modificar los datos de emisiones en las pruebas de los motores. La denuncia se refiere a los modelos 2014, 2015 y 2016 del todoterreno Jeep Grand Cherokee y la camioneta Dodge Ram 1500 con motores diésel de 3,0 litros.

Mitsubishi

La japonesa Mitsubishi admitió el pasado mes de abril haber manipulado los controles de las emisiones contaminantes de al menos 625.000 vehículos vendidos en Japón. La compañía manipuló, mediante una modificación de la presión del aire aplicada a los neumáticos, los datos sobre consumo de combustible proporcionados por cuatro modelos de minivehículos. Ninguno de ellos se comercializó en España, según concretó la propia compañía.

¿Cómo sabré si mi coche está afectado?

De momento, en el caso de Renault no hay conclusiones firmes. Se trata de irregularidades que están siendo investigadas por la justicia francesa, aunque el comité técnico formado por el Gobierno galo ha advertido sobre dos modelos en concreto: el Captur y el Espace. Las autoridades descartan también que las desviaciones se deban a la instalación de un «software» fraudulento. En el caso de Fiat Chrysler las autoridades estadounidenses han advertido sobre los modelos vendidos en EE.UU. Jeep Grand Cherokee y Dodge Ram 1500. Pero, de momento, no se trata de una sanción, sino de un aviso de incumplimiento de la ley. Mientras tanto, en Volkswagen se puede consultar si el modelo está afectado en las páginas web de las marcas del grupo.

¿Cómo se reparan los vehículos Volkswagen?

En los últimos meses la compañía alemana ha avisado a los propietarios de los modelos afectados para que acudan al taller para su reparación. En cualquier caso, no tiene coste alguno para los dueños de los automóviles. En el caso de los motores 1.2 y 2.0 la operación consiste en una sencilla actualización del «software», mientras que en los motores de 1,6 litros conlleva la instalación de una pieza, un transformador de flujo.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.