García Albiol: «La Generalitat lleva a cabo un golpe de Estado sin armas»

-Desde el PP sostiene que en Cataluña se está dando un golpe de Estado, ¿es esto realmente lo que está pasando?

-En Cataluña estamos viviendo un momento excepcional en lo institucional y en lo político, que lleva al Gobierno catalán a tomar medidas más propias de Estados totalitarios que de democracias consolidadas como en Europa. Existe la voluntad muy clara de llevar a cabo un golpe de Estado, sin armas, pero vulnerando el Estado de derecho. Junto a ellos, organizaciones como la ANC actúan como si fuesen una suerte de policía religiosa.

-¿Las declaraciones de Lluís Llach, amenazando a los funcionarios, irían en esta línea?

-Las declaraciones de Llach son graves, y tanto el Gobierno de la Generalitat como los diputados de Junts pel Sí (JpS) le ovacionaron. Esto pone en evidencia hasta qué grado los independentistas han asumido la fanatización y la radicalidad de su discurso.

-¿A qué atribuye las tensiones internas en JpS?

-Los diputados de JpS son muy conscientes de que nadie va a celebrar un referéndum en Cataluña y que el tiempo se les acaba. Esto les lleva a pensar más en el tacticismo y en celebrar elecciones autonómicas, que no en ofrecer una imagen cohesionada y de gobierno coherente. A partir de aquí, episodios de deslealtades y de traiciones, como la grabación secreta entre miembros de este grupo político, serán lo habitual y normal. Luchan por el mismo espacio electoral.

-¿Convocará un referéndum de independencia la Generalitat? ¿Y si lo hace, qué cree que ocurrirá después si el TC lo suspende? ¿Hasta dónde llegarán?

-Los partidos independentistas necesitan vivir de un relato y la convocatoria de un referéndum, el 11 de septiembre y la intentona de poner urnas en las escuelas forman parte de unos episodios de precampaña electoral. Saben que ese referéndum no se va a celebrar, pero necesitan mantener vivo un relato para que no decaiga la tensión electoral y social ante unas elecciones autonómicas que creo se celebrarán en el primer trimestre de 2018.

-¿Cree, entonces, que buscan la foto de la prohibición del referéndum, de la policía retirando urnas?

-Carles Puigdemont y Oriol Junqueras lo que más desean, en estos momentos, es que entre el Ejército por la avenida Diagonal de Barcelona. Y esta fotografía no la van a tener porque la respuesta del Gobierno será proporcional y ajustada al Estado de derecho. Hay instrumentos, desde el equilibrio, para parar los pies al independentismo, como está sucediendo en estos momentos. Lo que seguramente ponga nerviosos y les desespere a los independentistas es, hoy por hoy, que el Estado de derecho, sin violentar la paz social, está dando respuesta al independentismo radical.

-¿Qué opinión le merece la propuesta de Podemos de presentar una moción de censura?

-Podemos no está para lo que necesita o le interesa a España. Está para convertirse en el único referente en la izquierda, y con planteamientos de la extrema izquierda atraer a votantes del PSOE. Creo que la moción de censura es un numerito más de este partido.

-¿Hay un doble discurso entre el PP catalán y la Delegación del Gobierno, que dirige Enric Millo?

-No, tenemos las ideas muy claras y cada uno asume las responsabilidades que le tocan. Desde la estructura del PPC nuestra obligación es trasladar a la sociedad, y especialmente a los catalanes que no son independentistas, que el PP es la única alternativa al independentismo con un proyecto y fiable. El Gobierno tiene que seguir su propio camino y su día a día.

-¿Entiende que haya catalanes desorientados al ver los gestos del Gobierno hacia una Generalitat que como ustedes dicen está promoviendo un golpe de Estado?

-En caliente y sin información, es comprensible que algún ciudadano pueda tener esta sensación. Pero el Gobierno de España tiene la obligación de dialogar y colaborar con todos los gobiernos autonómicos. Esto no evita que cuando una administración actúa de manera desleal, como en Cataluña, donde se está intentando perpetrar un golpe de Estado, el Gobierno, acorde con el Estado de derecho, actúe con todas las consecuencias. El Estado de derecho, no con la rapidez que nos gustaría, pero sí con firmeza y claridad acaba poniendo a cada uno en su sitio. Es lo que les ha pasado a Mas y Homs. Y, probablemente, les acabará ocurriendo a Puigdemont y Junqueras si siguen por el mismo camino.

-Usted reclama unidad de acción a PSC y Ciudadanos, pero a la vez les critica. A Cs, por ejemplo, por buscar los restos de CiU.

-Desde el PP catalán no aspiramos a heredar las migajas de CiU. Para eso ya está Cs. Nosotros pretendemos representar y dar voz a todos los catalanes que han sido excluidos por el radicalismo de la Generalitat de los últimos años. Este es nuestro objetivo y no convertirnos en los recogedores de los últimos pedazos de CiU. Me parece que Cs, en esta línea, está traicionando su esencia. Y viendo este comportamiento, y representado por lo que piensan la mayoría de votantes de Cs, estoy cada día más alejado de sus dirigentes en Cataluña.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.