Ferraz señala a Díaz por el fracaso y reabre la disputa interna para preocupación de los barones

Las heridas que no cicatrizan bien siempre vuelven a sangrar. Y la herida en el PSOE es de las que precisaban una cirugía general que nunca se produjo. Pedro Sánchez y Susana Díaz coexistían pero no convivían desde su agrio enfrentamiento en las primarias de 2017. Un frágil armisticio que resistía por el bien común. Al primer traspié, el primer reproche abriría las hostilidades.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.