Estrategias para sobrevivir a un mundo de tipos «cero»

Los tipos «cero» han venido para quedarse. No se trata de un fenómeno coyuntural sino más bien de una tendencia estructural. Ayer mismo, el Banco de Inglaterra rebajó por primera vez en siete años el precio del dinero, colocándolo en el 0,25%. En la zona euro, los tipos están en mínimos, y seguirán así mucho tiempo. En la teoría moderna de carteras solía haber una gradación del riesgo: activos sin riesgo, bonos a corto plazo, bonos a medio, bonos de alto rendimiento y acciones. Ahora, esto ha cambiado. El mundo de tipos "cero" nos está llevando a los extremos. Si no quieres riesgo, no obtienes rentabilidad. Y quien quiera ganar algo, tendrá que arriesgarse.

Hace unos años, un inversor conservador buscaba el 4%. Hoy en día, esto es una quimera porque nuestro mundo es de los depósitos al 0,5%, una rentabilidad anual que a duras penas da para cubrir la jubilación, incluso con inflación negativa. Los bancos lo saben, y es más, lo sufren. Si han visto erosionada la rentabilidad de su negocio es porque sus márgenes cada vez son más reducidos. Por eso, hay que esperar remuneraciones todavía más bajas. Ángel Faustino, en su libro «Invertir tus ahorros y multiplicar tu dinero», ofrece una serie de estrategias para sobrevivir en un mundo de tipos «cero».

Continúa leyendo esta noticia en Finanzas.com

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.