El último choque de Rufián: «Gángster, mamporrero, la corrupción es usted»

El portavoz adjunto de Esquerra Republicana (ERC), Gabriel Rufián, tachó este miércoles de «gánster», «mamporrero» y «lacayo» al exdirector de la Oficina Antifrau de Catalunya Daniel de Alfonso, quien le contestó recordándole que en su etapa también el líder de los republicanos catalanes, Oriol Junqueras, actual vicepresidente de la Generalitat, le pedía «cosas».

Rufián y De Alfonso protagonizaron desde el principio un tenso cruce de acusaciones en la comisión de investigación sobre la supuesta utilización partidista del Ministerio del Interior en la etapa de Jorge Fernández Díaz. Tanto es así que el presidente de la comisión de investigación, el peneuvista Mikel Legarda, se vio obligado a llamar al orden hasta en dos ocasiones a Rufián.

El independentista catalán comenzó su intervención pidiéndole a De Alfonso que no olvidara el mandamiento de «no mentirás» durante su intervención en la citada comisión, y a partir de ahí ha comenzado el tenso rifirrafe entre ambos.

«La corrupción es usted»

Durante su interrogatorio al exdirector de Antifraude, Rufián le acusó de ser un «gánster», de ser un «mamporrero» del exministro Jorge Fernández Díaz y de actuar como su «lacayo», pero también le dedicó otros calificativos, como «gallo» o «conspirador». Incluso le soltó: «La corrupción es usted». «Usted más que yo», le contestó De Alfonso.

El exdirector de Antifrau pidió amparo en más de una ocasión al presidente de la comisión porque se le estaba «insultando» y porque no se le permitía acabar sus respuestas. Incluso adivirtió de que si no se le dejaba contestar a las pregunta, solicitaría que se las formularan por escrito. No obstante, no se quedó atrás en su réplica a Rufián, a quien acusó de comportarse como su apellido.

Además, no desaprovechó la oportunidad de recordar los encuentros que mantuvo con el líder de ERC, Oriol Junqueras, durante su etapa como director de Antifrau, una afirmación que encendió a Rufián, quien le retó en diversas ocasiones a que tuviera «agallas», ya que era tan «gallo», y revelara qué le había encargado el vicepresidente de la Generalitat catalana.

«Lo que no soy es una gallina»

«Yo no soy un gallo; lo que no soy es una gallina», le espetó enseguida De Alfonso, quien tan sólo se limitó a apuntar que se le pedían «cosas» cuando se reunía con el líder de los republicanos catalanes, sin especificar cuáles.

La tensión entre ambos se mantuvo hasta el final, cuando Rufián se despidió del exdirector de Antifrau con un «hasta pronto, gánster», la misma fórmula con la que la CUP despidió a Rodrigo Rato en el Parlament.

«Hay personas que utilizan la lengua para ocultar pensamientos y otras para ocultar los que no los tienen», le replicó De Alfonso, quien no quiso zanjar el rifirrafe sin revelar que, al término de sus encuentros con Junqueras, éste siempre se despedía de él recordándole cuánto le querían.

El siguiente interviniente, el secretario general del grupo de Ciudadanos en el Congreso, Miguel Gutiérrez, pidió disculpas a De Alfonso en nombre de la comisión y quiso dejar claro que no todos los diputados son Rufián.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.