El referéndum secesionista se convocará dentro de dos meses

Sin moverse un milímetro del discurso oficial de referéndum y referéndum y pese a las numerosas señales de alerta que, en forma de avisos y suspensiones, llegan desde el Tribunal Constitucional, el vicepresidente catalán y conseller de Economía, Oriol Junqueras, ha insistido una vez más en que el Gobierno catalán está «absolutamente comprometido» con convocar este año un referéndum sobre la independencia. El también líder de ERC ha apovechado para advertir al Gobierno que deberá «medir bien» qué instrumentos utiliza para intentar impedir la consulta.

Durante una entrevista en Rac1, Junqueras también ha avanzado que la fecha del referéndum se conocerá en «en un par de meses o algo por el estilo», cuando haya culminado la labor de la Mesa Nacional por el Referéndum. «Será un buen momento para poner la fecha», ha dicho.

Un día después de que el Tribunal Constitucional suspendiese las partidas del referéndum en los presupuestos de la Generalitat y advirtió al presidente catalán, Carles Puigdemont, y los consellers de posibles consecuencias penales, Junqueras ha asegurado que «la Constitución española no prohíbe los referendos», por lo que, ha dicho, con esta providencia lo que hace el Constitucional es «suspender una intención, algo que no quieren que se haga».

«Estamos ante un tribunal que hace una sentencia claramente política y politizada, cosa que no nos tiene que sorprender», ha señalado Junqueras, para quien el Constitucional «no tiene legitimidad» para decidir sobre el derecho de Cataluña a decidir su futuro.

En este sentido, Junqueras ha recalcado que las instituciones catalanas tienen un compromiso con los ciudadanos para que éstos puedan decidir su futuro a través de un referéndum y que, pese a las resoluciones y advertencias del Tribunal Constitucional, están «absolutamente decididos a cumplir» este mandato.

Preguntado por si teme que el proceso acabe en la vía penal, Junqueras ha respondido que no, pero que es consciente de que el Gobierno utilizará todos los instrumentos que tiene a su alcance para impedir el referéndum.

«Pero nosotros también tenemos que ser consecuentes con nuestros compromisos y estamos aquí para hacer todo lo que haga falta para cumplir este mandato», ha declarado.

«¿Qué harán, nos inhabilitarán? ¿Nos meterán en la cárcel? Ellos sabrán qué quieren hacer y la sociedad catalana también sabrá cómo quiere actuar ante estos hechos», ha añadido el vicepresidente catalán, que confía en que también la comunidad internacional respondería ante la posible condena penal de algún miembro del Govern o del Parlament.

Por ello ha remarcado que «el Gobierno español tendrá que medir bien qué herramientas utiliza» para impedir la consulta.

Oriol Junqueras, por otro lado, ha insistido en que el Gobierno español no llegará a materializar sus promesas de inversión en Cataluña, ya que «el déficit que arrastra es tan enorme que no cumplirá».

El dirigente republicano ha criticado, en este sentido, la «pésima gestión» económica que han hecho los últimos Gobiernos españoles, que han preferido «malgastar cantidades ingentes de recursos» en partidas como defensa o trenes de alta velocidad que no tienen pasajeros, en lugar de invertir en infraestructuras que sí ofrecen retorno económico, como el Corredor Mediterráneo.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.