El plan del Ayuntamiento de Madrid para reordenar la Puerta del Sol

El Gobierno de Manuela Carmena está desarrollando un plan director para reordenar la Puerta del Sol. La dirección general de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid, dirigida por Paloma Sobrini, ha apremiado al Ayuntamiento a presentar un proyecto completo para «homogeneizar» y «humanizar» este paraje antes de añadir un nuevo elemento urbano, la placa del 15-M. Ya se han puesto manos a la obra.

Ahora Madrid, el PSOE y Ciudadanos aprobaron en el pleno de la Junta de Distrito Centro del 30 de noviembre colocar el nuevo símbolo con el voto en contra del PP. El pasado viernes, la Concejalía de Centro, que representa Jorge García Castaño, entregó la solicitud a la Comisión de Patrimonio Local para añadir la chapa. El gobierno municipal pretende que esté lista el 15 de mayo, cuando se cumplen cinco años de la acampada ciudadana. Desde Patrimonio indican que el trámite, aunque es sencillo, tarda más de dos semanas, y lo que más le urge al área de Sobrini es un plan director completo que reordene los elementos que rodean al kilómetro 0.

La Puerta del Sol ha ido ganando espacio para el viandante desde 2005, pero también para el mobiliario urbano. Alrededor de 150.000 personas transitan diariamente por esta plaza, y les toca esquivar todos los elementos que la convierten en una auténtica gymkana: los quioscos, los bolardos, las bocas de Metro y Renfe, los postes de cámaras de videovigilancia, el ascensor, la fuente, la Mariblanca, el Oso y el Madroño, las cabinas telefónicas, el vallado que protege a Carlos III, los postes de Bicimad... Todos ellos dispuestos sin ningún criterio arquitectónico.

Un «caos»

El equipo municipal, el regional y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) coinciden en definir este paraje (BIC) como un «caos». Se han mantenido reuniones al respecto y la Corporación de Carmena se ha comprometido a entregar el estudio próximamente para intervenir. «La Puerta del Sol tiene que ser más ordenada y respetuosa con el patrimonio. Existe la necesidad de convertirla en una plaza más amable y cercana a los ciudadanos», explica Sobrini.

Los dirigentes hacen una fotografía de lo que le falta y le sobra a este paraje. Los bancos, para que se sienten aquellos ciudadanos que abarrotan el bordillo de las fuentes, son un clamor. No hay ningún elemento más donde descansar salvo los peldaños de las bocas de Metro, que también se convierten en asientos improvisados.

El pasado 25 de abril terminó la entrega de propuestas para el concurso de los nuevos bancos que Ahora Madrid instalará en la ciudad. El Área de Desarrollo Urbano Sostenible, con José Manuel Calvo al frente, escogerá tres finalistas, a los que se les dotará con un premio de 15.000 euros. La ciudadanía elegirá el proyecto ganador, que lucirá previsiblemente este año en la Puerta del Sol, entre otros puntos.

Fuente de la Puerta del Sol
Fuente de la Puerta del Sol- JOSÉ RAMÓN LADRA

Tampoco hay papeleras para mantener la higiene en este punto neurálgico de la ciudad. Se prevé una mayor dotación de papeleras e incluso la colocación de los nuevos urinarios de pago (10 céntimos) que llegarán el año que viene, tal y como sugirió el PSOE. También se analiza incorporar a este lugar, de forma coherente, alguna de las 180 fuentes antivandálicas en las que invertirá este año Madrid.

Entre los elementos que sobran, tanto la Comunidad como el gobierno municipal lo tienen claro: las cabinas telefónicas, que no cuentan ni con línea. En breve plazo, la compañía procederá a su retirada. Los postes de Bicimad, los quioscos y los contenedores de vidrio también necesitan repensarse para reubicarlos, precisan.

José María Ezquiaga, decano del COAM, sostiene que el colegio mantiene la misma posición que cuando organizó el concurso de ideas «Piensa Sol», puesto en marcha en 2014, cuando la alcaldesa Ana Botella pretendía introducir un velador vienés en la plaza. Fue entonces cuando surgió el proyecto piloto de 24 horas de poner un banco. Resultó todo un éxito.

Ezquiaga anima al gobierno municipal a utilizar la propuesta de remodelación que resultó ganadora, la de los arquitectos Linazasoro y Sánchez. Se llamaba «El sol del membrillo». Sugerían una Puerta del Sol limpia, pero con bancos y escaso mobiliario reubicado. Despejaban el centro de la plaza para el uso peatonal y lo hacían compatible con el tráfico existente. «Cuando se ha volcado inteligencia de profesionales lo suyo es hacerles caso. Sol necesita limpieza, pero no empezar de cero. No hace falta gastar dinero en poner más muebles, sino retirar los que generan ruido», aconseja el representante del COAM.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.