El plan de Carmena contra la suciedad del botellón: concursos y futbolines

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el rector de la Universidad Complutense, Carlos Andradas, han presentado este mediodía su plan contra la acumulación de basura en el campus tras la celebración de botellones. El proyecto, denominado 4R Campus Joven, busca concienciar a los jóvenes e incentivar su participación a través de premios, juegos y concursos que oueden traducirse en créditos, entradas y reconocimientos personales.

El plan 4R, que alude a los términos recoger, reciclar, reutilizar y reducir, nace con la premisa de combatir los residuos de estas macroconcentraciones de jóvenes sin necesidad de recurrir a castigos o sanciones. «Queremos premiar comportamientos cívicos, no castigar», ha señalado el delegado del rectorado, Javier Garrido. Esta campaña de sensibilización se dividirá en dos fases: una primera referente a la comunicación con los estudiantes a través de las redes sociales y la página web del campus; y otra a partir de septiembre que remite a todos los talleres y concursos que se realizarán.

Manuela Carmena ha alabado la iniciativa, dotada con 60.000 euros por parte del Foro de Empresas de Madrid, y ha reiterado que la suciedad es un elemento distorsionador de la belleza, en alusión a la riqueza del campus de la Ciudad Universitaria, donde se ha celebrado el acto. «Lo malo de la suciefad es que impide la eclosión de la belleza» ha dicho la regidora, al tiempo que ha reivindicado la pedagogía para cambiar las actitudes en lugar del castigo.

El primer evento será al término de la inminente Selectividad, con un concurso para crear figuras artísticas. Ante el previsible consumo de alcohol en la universidad, se repartirán cerca de 10.000 bolsas de basura que después serán reutilizadas para crear estas formas. Estas esculturas se compartirán a través de Facebook y serán votadas por la comunidad que los ideólogos del proyecto tienen previsto construir.

Como en actividades futuras, se premiará a las asociaciones que más participen y también a los artistas a título individual. «Todo esto se traduce en kilos de residuos recogidos», apunta uno de los creadores de 4R. Además de la instalación de papeleras en el campus, destaca un futbolín con material reciclado, una mesa de ping pong y unas gafas en realidad virtual que contraponen los jardines de la Complutense en estado normal y después del botellón.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.