El Ministerio de Exteriores volverá al palacete de Marqués de Salamanca

Los 1.200 funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación volverán a la antigua sede de la plaza del Marqués de Salamanca en 2018, una vez que el Gobierno acaba de autorizar la rehabilitación del palacio. Las obras, que se harán entre 2017 y 2018, tendrán un coste de unos 69 millones de euros y está previsto que toda la plantilla del Ministerio vuelva enseguida al edificio. El palacete fue abandonado apresuradamente en 2014 por un problema de toxicidad ambiental provocado por la existencia de naftaleno, un gas contaminante.

La emanaciones de esta sustancia, procedentes de unas obras para recubrir la cubierta del edificio, provocaron cefaleas y erupciones capilares a 148 trabajadores. El personal del Ministerio fue entonces reubicado en un edificio de Torres Ágora, junto a la estación Chamartín.

El Ejecutivo asegura que la fuerte inversión de acondicionamiento será «ampliamente compensado y rentabilizado» por el ahorro en arrendamientos de los edificios en los que se reparte ahora Exteriores. Los alquileres suman unos 9,5 millones de euros al año, informa Efe. Además, la liberación de algunos espacios en edificios propiedad del Estado podrán ser destinados a otros usos públicos.

La rehabilitación del palacio, ubicado en el número 8 de la plaza Marqués de Salamanca, se había demorado por falta de presupuesto. El Ayuntamiento de Madrid acordó en 2007 la transformación del inmueble, aunque conservando las trazas y su diseño exterior por su valor arquitectónico, así como algunos elementos decorativos del interior.

En febrero de 2009, la Comunidad de Madrid, con algunas condiciones, dio luz verde al acuerdo del Consistorio para construir un nuevo edificio en la parcela, integrando el palacete original, que data de 1941. Con anterioridad fue sede del Instituto Nacional de Industria (INI). Hoy es propiedad del Ministerio de Hacienda, aunque adscrito a Exteriores.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.