El Gobierno reactiva su presencia en América Latina en el inicio del año

Junto al reforzamiento del papel de España en la construcción europea, el Gobierno de Mariano Rajoy reactiva en los primeros meses del año su presencia en América Latina, otra de las regiones prioritarias de la política exterior española.

A la visita que a finales de febrero hizo a nuestro país el presidente de Argentina, Mauricio Macri, se unen ahora dos giras de calado. La primera la abrió ayer el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, con un desplazamiento a Perú y México; y la segunda la protagonizará el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en abril con un viaje a Brasil y a Uruguay.

Además de los lazos que unen a España con América Latina y que siempre se han mantenido, el momento actual parece especialmente propicio para reforzar la presencia en la región. A ello contribuyen los temores de todo tipo que surgen por las primeras declaraciones y actuaciones del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en lo que se refiere a las políticas comercial y migratoria, que pueden tener consecuencias en los países iberoamericanos y, especialmente, en México.

La visita de Macri sirvió para recuperar el nivel de confianza en las relaciones entre Madrid y Buenos Aires, deterioradas durante los años que los Kirchner tuvieron el poder en Argentina. La invitación del presidente argentino a los empresarios españoles a que vuelvan a su país o a que incremente su presencia si ya están allí se enmarca en lo que propio Macri dijo en el Parlamento español de que trabajando juntos se puede hacer más.

Ahora, Dastis ha emprendido un viaje a otros dos países en los que España no ha dejado nunca de estar presente y que forman parte de la Alianza del Pacífico, un club del que es, desde el primer momento, Estado observador, y en el que aspira a tener un estatus algo más privilegiado.

Ese asunto podría estar en las conversaciones que mantenga con sus homólogos peruano y mexicano, con vistas también a la Cumbre de la Alianza del Pacífico que tendrá lugar en Cali (Colombia) a principios de julio, y a la que España llevará una representación de un nivel aún no determinado.

Tras la gira del ministro de Exteriores, del 24 al 26 de abril será el jefe del Ejecutivo quien se desplace a América Latina. Mariano Rajoy hará por fin una esperada visita bilateral a Brasil, que tendrá continuación en Uruguay. En ambos casos, habrá un marcado acento económico y empresarial, porque las inversiones españolas son cuantiosas, sobre todo en Brasil, que es el mercado más importante de España en la región.

Se trata, además de dos países -junto con Argentina y Paraguay- miembros del Mercosur y España está comprometida en impulsar la negociación de ese bloque con la Unión Europea para lograr un acuerdo de libre comercio.

Rajoy mantendrá en ambos países encuentros con empresarios y se reunirá con los presidentes brasileño, Michel Temer; y uruguayo, Tabaré Vázquez.

El presidente del Gobierno volverá a América Latina en octubre para participar en la Cumbre UE-Celac, que reunirá en El Salvador a los mandatarios europeos con los latinoamericanos y caribeños, y no está descartado que aproveche el desplazamiento para realizar alguna visita bilateral a otro país.

Además, dentro del reforzamiento de las relaciones con América latina, en el horizonte está ya, en mayo, una visita a España del presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solis, y para antes de que finalice el año, posiblemente, otras del presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski; y del presidente de República Dominicana, Danilo Medina.

El Gobierno español ha reactivado también el intercambio de contactos con Cuba, después de que, hace varias semanas, el secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Fernando García Casas, viajara a La Habana, y transmitiera al ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, una invitación de Dastis para que viaje a España. En principio, la visita de Rodríguez podría tener lugar en la segunda quincena de abril, después de Semana Santa.

En el deseo de hacer más visible la presencia de España en América Latina entraría un posible viaje de los Reyes a alguno de los países cuyos presidentes han realizado visitas de Estado en los últimos años. Don Felipe y Doña Letizia ya estuvieron en México y tienen invitaciones para viajar a Chile, Colombia o Perú, pero esos desplazamientos podrían quedar para el próximo año, debido a los compromisos que tuvieron que ser aplazados en 2016.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.