El Gobierno balear «aceptará» pulpo como animal de compañía... siempre que lleve microchip

La Consejería de Medio Ambiente del Gobierno balear, que dirige el econacionalista de MÉS por Mallorca Vicenç Vidal, acaba de hacer público el borrador del futuro decreto por el que se regulará la identificación de los animales que viven en el entorno humano en el ámbito de Baleares. A partir de ahora se abrirá el preceptivo proceso para poder presentar alegaciones a este borrador. Cabe recordar que en la presente legislatura gobierna en la Comunidad la socialista Francina Armengol, con el apoyo directo del PSOE y de MÉS por Mallorca, así como con el aval parlamentario de Podemos y de MÉS por Menorca.

Una vez aprobado el citado decreto, deberán portar un microchip de identificación no sólo los perros, como hasta ahora, sino también otros animales de compañía, así como «de producción de tipo alternativo no incluidos en la normativa de producción tradicional, especies exóticas o animales de producción tradicional de las especies ovina, caprina y porcina que se tienen como animales de compañía». Esa especificación incluye por ejemplo a los gatos urbanos, los hurones, los conejos, las aves de corral y los cerdos, así como también a las serpientes, las iguanas y hasta a los pulpos, en caso de ser considerados igualmente como animales exóticos.

El preceptivo microchip se implantará subcutáneamente, en el lado izquierdo del cuello de los perros, gatos y hurones. «En los otros animales de compañía se realizará preferentemente en esta zona, a no ser que a causa de la anatomía de éstos sea más recomendable en otro lugar», señala el borrador del decreto.

Registro de identificación

El futuro decreto establece que la persona propietaria de cualquier animal de compañía a identificar se dirigirá a un veterinario habilitado para que implante el citado michochip, «utilizando los medios más adecuados, asépticos e inocuos para el animal». El texto también señala que el Registro de Identificación de Animales de Compañía (RIACIB) será el registro en el que se inscribirán, en el ámbito de Baleares y de manera obligatoria, todos los animales identificados de conformidad con el nuevo decreto.

El plazo para la implantación de microchips a los animales no identificados será de un año para gatos y hurones, y de dos años para el resto de animales.

Por lo que respecta al régimen sancionador previsto, las infracciones consideradas leves serán sancionadas con m ultas de entre 600 y 3.000 euros. En el caso de las infracciones graves, las multas oscilarán entre los 3.001 y los 60.000 euros, mientras que en el caso de las faltas muy graves podrán imponerse multas de hasta 1,2 millones de euros.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.