El Cuco y sus padres esquivan al juez ante la presión popular y mediática

La esperada comparecencia de El Cuco y sus padres, Rosalía García y Ángel Romero, que estaban citados a declarar en el juzgado de instrucción número dos de Sevilla tras ser denunciados por los padres de Marta del Castillo por falso testimonio, se ha resuelto en apenas unos minutos. Los tres investigados se han acogido a su derecho a no declarar este lunes.

Las ramificaciones del crimen de la joven sevillana siguen generando el interés de los medios de comunicación y del público. Una vez más la entrada de los juzgados ha estado fuertemente vigilada por varias dotaciones de Policía y un pasillo hecho con vallas.

Sin embargo, conocedores de la atracción mediática de su comparecencia, los investigados, que estaban citados a las 10 de la mañana, han entrado en los juzgados en torno a las 8.30 de la mañana con la intención de esquivar las cámaras y al público, en torno a una docena de personas, que portaban carteles con la fotografía de la joven y que habían acudido al edificio judicial para increpar al matrimonio y a su hijo.

Las escuchas son «nulas e ilegales»

Tras su breve comparecencia judicial, que apenas ha durado unos minutos, el Cuco y su madre han salido por una puerta lateral y han logrado tomar un taxi a toda prisa. Iban escoltados por una fila de agentes de Policía desde que salieron de la sala de vista hasta que abandonaron el Prado. Esto ha provocado la indignación del público presente, que ha increpado a los funcionarios policiales «por protegerlos».

Los abogados de los tres investigados, Carlos Sierra y Rafael Ramírez, han precisado a los periodistas que los tres se han acogido a su derecho a no declarar, bajo la premisa de que las grabaciones incluidas en la denuncia de los padres de Marta del Castillo «son nulas e ilegales», con lo que acceder a pronunciarse sobre las mismas implicaría «validarlas».

De todas formas, los letrados han avisado de que los investigados «no reconocen» el contenido de las transcripciones de dichas grabaciones que constan en la denuncia, considerando que se trata de una «manipulación». Han anunciado que van a pedir el contenido íntegro de las actuaciones, en el que se incluyen las grabaciones y el soporte en las que están. «No sabemos si lo que se ha aportado es un CD o un formato original. Sólo hemos tenido acceso a la denuncia».

El juez de Instrucción número 2 de Sevilla, Carlos Mahón, les citaba a declarar como investigados por la denuncia presentada por los padres de Marta del Castillo, que les acusa de haber mentido en el juicio que se celebró en la Audiencia Provincial y en el que afirmaron que su hijo estaba con ellos en su casa la noche de la muerte de la joven.

El punto débil del supuesto infiltrado

Este lunes, el juez tomó declaración como testigo al supuesto infiltrado, que realizó las grabaciones que podrían probar dicho falso testimonio. Un individuo, condenado en otro procedimiento, que ya fue descrito por la Policía Nacional como un «delincuente» que no trabajaba para ellos. «Sobre esta declaración de los agentes le preguntamos ayer». Los abogados de los padres del Cuco y de su hijo han aprovechado los puntos débiles de un extraño personaje, que ha crecido a golpe de minutos de televisión.

También declaró el lunes el camarero de un bar, quien dijo que entre las 00.00 y las 05.00 horas de aquella madrugada del 24 de enero de 2009 los padres del 'Cuco' estuvieron en el bar 'La Portada' y no en el domicilio familiar. Sobre esta declaración, que desmontaría la coartada que habían facilitado los padres al Cuco en el juicio, el letrado Carlos Sierra le restaba importancia: «Qué buena memoria tiene para saber al detalle las horas y después del tiempo que ha transcurrido. Ya veremos qué pasa».

Los letrados del Cuco y sus padres solicitarán el archivo de las actuaciones y lamentaba que por ejerce su trabajo tuvieran que soportar insultos. «Esto no resulta agradable a nadie, que te llamen asesino cuando llegas al juzgado. Todo el mundo tiene derecho a una defensa, se llame el Cuco o se llame como sea», decía Carlos Sierra.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.