El Arco español de Londres será un Waldorf Astoria de gran lujo

El Arco del Almirantazgo, concluido en 1912 y con máxima protección monumental, es uno de las construcciones más peculiares de Londres. Cierra la plaza neurálgica de Trafalgar Square y también The Mall, la elegante calzada que conduce a Buckingham. El Arco fue en un acto de amor, el recuerdo de Eduardo VII a su madre, la Reina Victoria. Esa carga de afectiva del edificio pervive en su actual propietario, el inversor español Rafael Serrano Quevedo, que lo adquirió en 2915 por 67 millones de euros cuando el Gobierno lo puso en venta para sanear las arcas públicas: ?Además del móvil económico aquí hay mucho más. Por convicción, raíces y valores, soy un apasionado de la historia, las artes y las costumbres, pero además tengo la suerte de poder serlo profesionalmente, de trabajar con gente culta y creativa y aprender de ellos. Siempre trato de proteger el valor histórico y cultural de nuestros proyectos?, explica Serrano, de orígenes manchegos.

Su compañía, Prime Investors Capital, ha alcanzado un acuerdo para que el edificio se convierta en el primer hotel Waldorf Astoria londinense, la legendaria marca hotelera de matriz neoyorquina. Será el epítome de la elegancia y abrirá sus puertas en 2022, con 96 habitaciones y suites, tres restaurantes, bar en la terraza, spa y club privado. También se reservarán algunos apartamentos para propietarios particulares. Serrano recibió ofertas de doce grandes cadenas: «Asesorados por expertos fuimos seleccionando y cribando la lista desde doce hasta llegar a dos finalistas. Nos decidimos por Waldorf Astoria por su calidad de gestión mundial, su impresionante éxito durante cien años y su voluntad de respetar el patrimonio histórico y la identidad del edificio. El Arco tienen lazos históricos con Buckingham, la realeza, y el Gobierno y la Marina británicos».

El edificio, de curioso interior, fue en su día residencia eventual de Lord Mountbatten y de Winstor Churchill en su etapa de primer Lord del Almirantazgo. En pleno trajín de la rehabilitación, a Serrano, un ejecutivo laborioso que desborda actividad, le gusta recordar una frase de Churchill. «Todavía nos queda mucho por hacer», y como decía él: 'Ni el éxito es definitivo ni el fracaso es fatídico, lo que cuenta es el valor para continuar'. Me hace ilusión pensar que el más ilustre residente del Arco se sentiría orgulloso de nosotros, de la importante y compleja restauración».

ABC

El inversor español fue también el impulsor del hotel Bulgari de Knigthsbridge. Tras treinta años en el extranjero, ¿le gustaría acometer algún proyecto en su España natal? «Pues sí, sería interesante hacer algo en España, porque sigo arraigado a mis orígenes. Espero poder invertir y trabajar pronto en España, para continuar enseñando a mis hijos in situ las costumbres y valores españoles. Ya estuve a punto de hacer un hotel Bulgari junto al Retiro y ahora espero que sea un Waldorf Astoria madrileño o... ¡Quién sabe!».

¿Y qué pasa con los temblores del Brexit? Serrano opta por la botella medio llena: «Puede seguir generando incertidumbre en distintos sectores, pero en el hostelero Londres está teniendo en 2017 el mejor año de ocupación de su historia. Somos optimistas con el Arco, y más ahora, con un grupo tan afamado y consolidado como Waldorf Astoria». ¿Se mudará a alguno de los apartamentos de lujo del edificio? Se ríe: «Tengo la gran fortuna de residir muy feliz en nuestra casa familiar del barrio Chelsea y de hacer escapadas a Madrid, y a los campos de Extremadura y La Mancha, donde tengo a mi familia, buenos amigos, mis orígenes. Prefiero que otros disfruten estos apartamentos, pero ahora hay que seguir trabajando para finalizarlos».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.