«El acuerdo de paz de Colombia es un legado para todo el mundo»

«El acuerdo de paz es un legado para las nuevas generaciones de colombianos, pero también para todo el mundo», ha asegurado este martes en Madrid el presidente Juan Manuel Santos, durante su discurso de investidura como Doctor Honoris Causa por la Universidad Alfonso X el Sabio. El premio Nobel de la Paz 2016 precisó que la llamada «justicia especial transicional, que hace posible que una sociedad transite de la guerra a la paz, será uno de los mayores legados del proceso colombiano para el mundo».

Santos subrayó que el proceso de paz «se centró en las víctimas» de un conflicto armado con más de 220.000 muertos a sus espaldas. Por ello, el derecho a la justicia fue «el de más compleja aplicación». Frente a las críticas de impunidad para delitos graves, reiteró que los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que «no cuenten la verdad y sean encontrados culpables, van a pagar penas de hasta 20 años de cárcel».

Aval del Constitucional

Mientras el mandatario colombiano estaba en España, en su país la Corte Constitucional aprobó este martes el llamado «fast track», un trámite parlamentario creado para acelerar la aplicación del acuerdo de paz firmado con la guerrilla.

El doctorando se refirió al camino recorrido para poner fin a más de medio siglo de conflicto armado, el último del Hemisferio Occidental: seis años de «pruebas y desafíos: la negociación, la pedagogía, el plebiscito del pasado 2 de octubre, la victoria del "no" y la posterior renegociación hasta lograr un nuevo y mejorado acuerdo...». El texto finalmente rubricado, subrayó, «fortalece nuestra democracia sin modificar ninguna de las bases de nuestro Estado Social de Derecho».

El presidente de Colombia desde 2010 señaló que el modelo seguido «termina el conflicto bélico pero, al mismo tiempo, ataca sus raíces y su combustible». Por ello, más de dos tercios del acuerdo «están enfocados en medidas para la superación de las causas» y garantizar así que la violencia no se repita. La paz colombiana, según el mandatario, «exige el compromiso» de afrontar con mayor eficacia el flagelo del narcotráfico.

Agradeció el apoyo de España, «país amigo en las buenas y en las malas»

Ante el secretario de Estado para Iberoamérica, Fernando García Casas; la secretaria general iberoamericana (Segib), Rebeca Grynspan; diputados, senadores y diplomáticos, Juan Manuel Santos agradeció el apoyo de España, «país amigo en las buenas y en las malas».

En la laudatio, el expresidente Felipe González, que ejerció de padrino de honor, subrayó su «compromiso claro, voluntad de hierro y fortaleza emocional: cuando la gente se siente derrotada, él mantiene la serenidad y remonta, aunque sea al día siguiente del sorprendente plebiscito perdido».

González recordó que conoció a Santos cuando era subdirector del diario «El Tiempo» y que como ministro de Defensa con Álvaro Uribe «hizo la guerra defendiendo las instituciones, conoció la entraña del conflicto, sabía que los errores anteriores no se podían repetir». El expresidente del gobierno español enfatizó que «todos» los presidentes de Colombia trataron de alcanzar la paz.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.