Dimite el director del Maravillas tras el escándalo del Hermano Pedro

Un mes y medio después de que uno de los religiosos que impartió docencia en el colegio madrileño La Salle Maravillas, Pedro Antonio Ramos Lominchar, fuera encarcelado por un presunto caso de corrupción de menores, el director del centro, Juan Alberto Pérez, ha presentado su dimisión. Según ha podido saber ABC, tras mantener una reunión con los empleados, hace aproximadamente dos semanas, abandonó su cargo alegando motivos personales. «No se trata de una dimisión, es un relevo atendiendo a su petición de salida», replicó a ABC Isabel Llauger, responsable de Relaciones Institucionales del Colegio y la Institución de los Hermanos de las Escuelas Cristianas.

En los últimos días, el centro ha apresurado a toda su plantilla a remitir a la dirección cualquier consulta realizada por los padres o por la propia prensa. Desde La Salle Maravillas señalan que el nuevo director, Juan José Cerrajero, es «una persona de absoluta confianza» y remiten cualquier información referente al caso al primer comunicado emitido a raíz del escándalo.

El ambiente en el interior del recinto es tenso y algunas familias han tenido que solicitar ayuda. Para ello, el colegio ha creado un comité encargado de cubrir las necesidades que padres y alumnos pudieran precisar. En este sentido, Llauger ha señalado que «no son programas de ayuda específicos», sino que responden al mismo trabajo que el equipo de psicólogos del colegio ha venido desempeñado «con anterioridad a lo sucedido».

El 28 de agosto, el «Hermano Pedro», como le conocían en el ámbito académico, fue detenido en el aeropuerto de Barajas cuando regresaba de un voluntariado a la India junto a un grupo de alumnos del último curso. Prestó declaración ante el juez y fue puesto en libertad sin fianza 48 horas después. Un mes más tarde, el 29 de septiembre, volvería a ser arrestado, y, esta vez, enviado a prisión provisional. En aquel momento, la portavoz del colegio aseguraba que el motivo por el que a fecha de hoy está encarcelado no guarda relación con el citado desplazamiento escolar.

Un día después de la última detención, el abogado Carlos Monguilot Agustí, desvinculado de la defensa del «Hermano Pedro» desde hace varias semanas, relataba que su estancia en prisión se debe a que el juez considera que existe «riesgo de reiteración delictiva», en virtud de «cierto material fotográfico que han encontrado y que supuestamente sería de él». Entre las fotos halladas habría imágenes explícitas de menores desnudos en las que se verían «partes, pero nunca caras de menores», sostenía.

Aunque este hecho complicaría conocer si esas fotografías se corresponden con alumnos del colegio o no, la investigación avanza y ya se habrían identificado a algunos menores.

Fuentes cercanas al caso describen al «Hermano Pedro» como alguien muy educado, con un lenguaje y un comportamiento «casi halagador». Suscriben, además, que tenía pensado marcharse a finales de año a EE.UU. para seguir con su formación. «Era algo público, antes de verano ya se lo había comunicado a todos. Se llegó a despedir a las puertas del colegio».

Vinculación en verano

Dentro del colegio, el encarcelado había desempeñado la labor de coordinador pedagógico de Educación Infantil y Primaria junto con la de responsable del departamento de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) hasta el pasado 1 de julio cuando, según un documento al que ha tenido acceso ABC, un representante de La Salle firmó su traslado desde el centro educativo hasta la Comunidad de la Casa Provincial de Aravaca, también en Madrid.

A pesar del cese de sus funciones, la portavoz de La Salle reconocía que el «Hermano Pedro» había estado vinculado con las actividades del centro durante el periodo de vacaciones. Motivo que explicaría, además del viaje a la India, su presencia en unas convivencias con niños de Educación Primaria que el colegio celebra anualmente en la localidad de Collado Mediano.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.