Daesh comercia con los órganos de sus propios militantes muertos

Daesh ha robado órganos humanos de los miembros de su propio grupo terrorista que se encontraban en el hospital de Nínive y los ha trasladado a Siria para poder venderlos a mafias internacionales, según la televisión iraquí Alsumaria. «Una unidad médica perteneciente a Estado Islámico robó los órganos humanos, incluyendo riñones y otros órganos, de 85 milicianos en el hospital de Nínive y los ha trasladado a otros hospitales en las afueras de la ciudad», ha añadido Alsumaria.

El grupo ha perdido la mayoría de sus fuentes de financiación, especialmente la de petróleo, que suponía el 80 por ciento de sus ingresos totales, por lo que han comenzado a comerciar con vísceras humanas. «Docenas de órganos humanos y cuerpos de civiles fueron robados y trasladados al departamento forense de medicina y posteriormente fueron desplazados a través de mediadores a Siria y finalmente a traficantes de órganos humanos», ha concluido Alsumaria.

Para «salvar a un musulmán»

En enero del año pasado, según un documento recogido por Reuters, el ala ideológica de la cúpula de Daesh dio su beneplácito a esta práctica por motivos puramente religiosos. De acuerdo con el texto --con el que se hicieron fuerzas especiales de Estados Unidos tras una redada en Siria- está permitido extraer los órganos de una persona capturada, aunque estuviera viva, para «salvar la vida de un musulmán».

«La vida y los órganos de los apóstatas no tienen por qué ser respetados, y pueden ser extraidos con impunidad», de acuerdo con el documento aprobado por el llamado Comité de Estudios y Fatuas de Estado Islámico.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.