¿Cómo elegir la bombilla ideal?

Con la continuación de la normativa europea sobre fuentes de energía ineficientes, la cual establece que el próximo 1 de septiembre no se comercializarán bombillas halógenas, se confirma la apuesta por las bombillas Led. Este tipo de luz permite un ahorro sideral, por lo que el bolsillo de los consumidores será el principal beneficiario de esta transición hacia un modelo energético más eficiente.

Sin embargo, a la hora de elegir una bombilla Led, son muchos los aspectos que hay que tener en cuenta para que la elección sea la mejor posible. «Para una correcta elección, lo primero que se debe establecer es qué debe iluminar, qué tipo de luz necesito, qué casquillo tengo para sustituir uno por otro y qué luz necesito en cada estancia», explica Alfredo Berges, director general de la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (Anfalum).

En concreto, Berges comenta que la información, que viene indicada en la propia caja del producto, que se debe mirar es la siguiente: El flujo luminoso (la cantidad de luz emitida y que se expresa en lúmenes -lm-), su vida útil en horas (actualmente está en torno a las 20.000-30.000 horas), temperatura color (blanco cálido, blanco neutro, blanco frío y que están expresados en grados kelvin), si es regulable o no por si se quiere la potencia de tonalidad de la luz, vel etiquetado de eficiencia energética (desde E hasta A ), y el ángulo de apertura de la misma.

Además, según el lugar de la casa que se quiera iluminar, se recomienda elegir una temperatura de color diferente, la cual viene indicada en la caja de la bombilla mediante una escala de colores con grados kelvin. Por ejemplo, en la cocina la temperatura color se recomienda que sea fría (de más de 5.300 grados kelvin) o neutra (entre 3.300 y 5.300). Para el baño la ideal también es una neutra porque su «iluminación ayuda a realizar mejor tareas destinadas al aseo diario», relata Berges.

Sin embargo, si lo que se busca es un ambiente más relajado, ideal para una charla entre amigos o para una lectura tranquila de un libro, el tipo de temperatura de color deberá ser cálida (menor a los 3.300 grados kelvin). Este tipo de bombillas se recomienda para los dormitorios o las salas de estar de los hogares.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.