Casado se estrena en Barcelona

Pablo Casado se estrenará hoy jueves como presidente del PP en Barcelona, donde ha convocado a su Comité Ejecutivo Nacional. El líder popular quiere enviar un mensaje de firmeza, muy nítido, frente al independentismo y a favor de la unidad de España. La claridad en el mensaje es uno de los objetivos que se han marcado todos en el nuevo equipo que dirige el PP. La reunión, previsiblemente, estará abierta a los medios, para que el discurso tenga el mayor impacto posible.

Pero Casado compartirá protagonismo con su número dos. El líder del PP evitó descubrir sus cartas en el Congreso del partido, el pasado fin de semana, porque antes quería escuchar a otras personas, sobre todo a su adversaria en las primarias, Soraya Sáenz de Santamaría.

En su entorno han subrayado durante los últimos días que ese puesto debe ser de la máxima confianza del presidente del partido, y por tanto Casado debe elegir a la persona adecuada, «sin imposiciones». Es decir, según las fuentes consultadas, no debería ser un nombre «pactado» con Santamaría, pero tampoco «impuesto» por María Dolores de Cospedal, su gran apoyo.

En cualquier caso, en el equipo de Casado hay práctica unanimidad en que será una mujer quien se haga cargo de la Secretaría General del PP. En las quinielas han aparecido varios nombres, aunque el que se repite más es el de Dolors Montserrat. La exministra de Sanidad es catalana, y fue la portavoz de Cospedal en la primera fase de las primarias del PP. Cuando Cospedal se quedó fuera de la carrera por la sucesión de Rajoy, Montserrat se pasó al lado de Pablo Casado, al igual que otros exministros como Isabel García Tejerina, Rafael Catalá o Juan Ignacio Zoido.

Casado pretende que los órganos del partido, y de los grupos parlamentarios, estén funcionando a pleno rendimiento antes de entrar en el mes de agosto. En el PP no se descarta en absoluto un adelanto de las elecciones generales, y los populares quieren estar preparados para esa contingencia. Con un liderazgo recién renovado, no sería el escenario ideal para ellos, según fuentes populares, pero trabajarán en esa hipótesis, nada descabellada.

Un partido para ganar

Casado explicó ayer que informaría ante el Comité Ejecutivo de los distintos nombres para la estructura del partido. Cuando ayer se le preguntó por su número dos, respondió así: «Será una persona que afronte del desafío que tenemos por delante porque necesitamos que sea un proyecto ganador».

Mientras tanto, los diputados y senadores del PP tenían reservada una sorpresa a la que ha sido su secretaria general en la última década. María Dolores de Cospedal iba a comer con su marido, Ignacio López del Hierro, en un restaurante cerca del Congreso. Pero cuando llegaron allí, esperaban a Cospedal más de un centenar de diputados y senadores, con Pablo Casado y Ana Pastor a la cabeza. No faltaron exministros como Dolors Montserrat, Juan Ignacio Zoido e Isabel García Tejerina. Pero no hubo rastro del « núcleo duro» del equipo de campaña de Santamaría.

En la comida sí estuvieron algunos de los apoyos que tuvo la exvicepresidenta, como Mari Mar Blanco o Teófila Martínez, así como los dos portavoces parlamentarios, Rafael Hernando y Juan Manuel Barreiro. Durante el homenaje tomó la palabra el presidente del partido, quien destacó la importancia de la figura de Cospedal para el PP y aseguró que es un ejemplo que deben seguir. «Se ha partido la cara por el PP», recalcó. Casado subrayó que los valores de Cospedal son los mismos que deben guiar al partido.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.