Bruselas prevé que el déficit de España se sitúe en el 3,5 por ciento en 2017

Bruselas vuelve a dar un tirón de orejas al Gobierno en lo que al cumplimiento del déficit se refiere. La Comisión Europea (CE) eleva al 3,5% el déficit para 2017 y lo sitúa cuatro décimas por encima del objetivo pactado (3,1%). Asimismo, espera que este indicador alcance el 2,9% en 2018. En base a las previsiones comunitarias, España tampoco cumplirá en 2016 al considerar que el déficit cerró el año pasado en el 4,7%, una décima más de lo pactado.

En las páginas dedicadas a nuestro país dentro del informe de «previsiones de invierno», la CE subraya que «gracias a las nuevas medidas sobre ingresos y una perspectiva macroeconómica positiva, se espera que el déficit público continúe reduciéndose». En esta línea, espera que se mantenga el nivel de ingresos tributarios y que se controlen las transferencias sociales. Por su parte, la CE espera que el porcentaje de deuda pública se estabilice alrededor del 100% en los próximos meses.

Las valoraciones sobre crecimiento de la CE sí son positivas para nuestro país y se mantienen las expectativas. Por ello, Bruselas prevé que el avance del PIB seguirá siendo «robusto» después de exceder al alza lo esperado en los últimos trimestres. No obstante, las autoridades comunitarias auguran una ralentización por la desaparición gradual de los «vientos de cola», aunque creen que la actividad económica continuará avanzando a buen ritmo a lo largo del presente año. En su informe, la CE mantiene que el PIB crecerá un 2,3% en 2017 y un 2,1% en 2018.

La desaceleración del crecimiento tendrá lugar por una ralentización del consumo privado debido a que disminuirá el ritmo de creación de empleo y la desaparición gradual de factores favorables para la economía («vientos de cola») como los precios bajos del petróleo, los reducidos tipos de interés y las buenas condiciones de financiación.

Moderación en la creación de empleo

La CE recuerda que la «fuerte creación de empleo» ha continuado a lo largo de 2016, a pesar de «la ralentización registrada en el cuarto trimestre en comparación con el anterior». «Aunque la creación de empleo se va a moderar, está previsto que se mantegan fuerte permitiendo nuevas reducciones del desempleo». De seguir esta trayectoria, Bruselas espera que la tasa de desempleo continúe bajando hasta el 16% en 2018. Asimismo, en el informe se destaca que después de años ganando competitividad, está previsto que los costes laborales españoles se alineen con los de la media europea.

Por otro lado, la Comisión Europea pronostica un crecimiento del PIB en la zona del euro del 1,6% en 2017 y del 1,8 % en 2018. Desde Bruselas explican que las previsiones han sido revisadas ligeramente al alza fruto de unos mejores resultados en el segundo semestre de 2016 y de un inicio de año «relativamente vigoroso».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.