Atlantic Copper se abastecerá de renovables con el primer contrato PPA

Atlantic Copper se va a convertir en una de las primeras compañías industriales europeas que firmará un gran acuerdo de compra de energía a largo plazo para abastecerse con energías renovables (fundamentalmente con fotovoltaica y eólica). Esta refinería de cobre ?filial de la multinacional Freeport McMoRan- requiere una potencia total de 35 MW. En este momento más de un 20% de la energía que consume procede de la propia compañía (gracias a medidas de recuperación de calor y cogeneración en sus instalaciones). Su objetivo es que otro 25% proceda de una planta de generación renovable de unos 50 MW.

«Hemos negociado con una veintena de compañías, ahora hemos reducido el grupo de candidatos y esperamos cerrar el acuerdo definitivo en la segunda mitad de este año, y se iniciará la construcción del parque solar (o eólico) en 2019 para que pueda estar operativo en 2020», apuntó Macarena Gutiérrez, directora económico-financiera de Atlantic Copper.

En este momento ya hay algunas experiencias en España de este tipo de contratos de compra de energía a largo plazo, pero con un compromiso en el tiempo aún muy limitado y con plantas renovables de mucha menor dimensión. Atlantic Copper será una de las primeras industrias en crear un precedente de calado en esta fórmula emergente de abastecimiento de energía.

Número uno en eficiencia

La medida forma parte de la política de eficiencia energética de la compañía. En la última década la firma ha invertido diez millones de euros anuales en innovación y ha reducido un 30% su consumo unitario de energía y un 41% las emisiones de CO2. De hecho, según la consultora Wood Mackenzie, la planta andaluza es la que menos consumo de energía utiliza de todo el planeta (611 kilovatios a la hora por tonleada de concentrado de cobre fundido).

«La refinería de Atlantic Copper se construyó antes de la primera crisis del petróleo, en aquel momento la eficiencia en el consumo de energía y agua no eran una prioridad de los ingenieros, y sin embargo hemos mejorado para superar a instalaciones que se han construido en las últimas décadas», remarcó Miguel Palacios, director general de Metalurgia.

Balance del ejercicio

Atlantic Copper alcanzó en 2017 unas ventas de 1.789 millones de euros, un 10 % más que en 2016 como consecuencia del mayor precio del cobre en el mercado internacional. Esta cifra ha permitido a la compañía obtener un margen operativo de 43 millones, con un resultado neto a 28 millones de euros, una cifra bastante menor a los 41 millones del año 2016. El descenso en el resultado neto se ha debido a la afección de la parada de mantenimiento realizada en 2017, que tuvo lugar en el mes de mayo, y por unos menores márgenes en el negocio del refino.

El 54% de las ventas fueron a mercados nacionales (a firmas como la cordobesa Cunext Copper y la catalana La Farga), mientras que el 46 % se destinó a la exportación, siendo Asia, con el 19 %, y los países mediterráneos, con el 15 %, los principales destinos de las exportaciones al extranjero. El director general de Metalurgia de Atlantic Copper, Miguel Palacios, ha destacado que a pesar de la parada técnica «la compañía ha conseguido mantener niveles de producción similares a años anteriores».

Panel de contol de Atlantic Copper
Panel de contol de Atlantic Copper - ABC

De esta forma, la factoría fundió en sus instalaciones 1.025.000 toneladas de concentrado de cobre y se alcanzaron 271.000 toneladas de cátodos de cobre de alta calidad. Para ello, la compañía hizo frente a unos costes operativos por valor de 128 millones de euros, de los cuales un 25 % corresponde a la factura eléctrica y un 27 % a gastos de personal. Unas 20.000 toneladas de concentrado de cobre provino de la mina andaluza de Aguas Teñidas (Matsa), y este año se doblará la cantidad de concentrado procedente de explotaciones andaluzas.

El proceso de transformación realizado en las instalaciones de Atlantic Copper permite también ofrecer productos de gran valor comercial, como es el caso del ácido sulfúrico, que se utiliza, principalmente, en la industria de fertilizantes, la minería y como materia prima para la fabricación de pasta de papel, pintura y otros muchos procesos químicos, del que se alcanzaron 1.032.000 toneladas. «El ácido sulfúrico genera unas ventas de 70 millones de euros; aunque es un porcentaje muy bajo de los ingresos, es un producto con mucho peso en el beneficio neto», indicó Palacios.

El portfolio de la compañía se completa con el silicato de hierro, con 603.000 toneladas, un derivado de los procesos metalúrgicos que se utiliza principalmente en la fabricación de morteros y cementos; y los metales preciosos, obteniéndose cuatro toneladas de oro y 77 toneladas de plata.

.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.