Arranca la campaña del referéndum británico sobre la UE con empate

Aunque hace semanas que el debate arde, con agarradas en la cocina del Partido Conservador incluidas, hoy arranca formalmente la campaña del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE. El 23 de junio, los británicos deberán responder con ?permanecer? o ?salir? a una clara pregunta: ?¿Debería el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o salir de la Unión Europea??. Las encuestas se han ido cerrando y ahora se registra un empate técnico. El resumen de sondeos de ?Financial Times? da un punto de ventaja a los pro europeos (43-42); mientras que ?The Times? señala un empate total, ambos con un 39%. Dado el descrédito de las firmas demoscópicas tras su batacazo en las generales de hace un año, tal vez el termómetro más fiable sea una de las pasiones nacionales, las casas de apuestas. En las mesas de juego se cree que ganará la permanencia.

Como prolegómeno de la campaña, el Banco de Inglaterra volvió a advertir que el Brexit podría ?dañar seriamente? la economía. La batalla de Europa hará extraños compañeros de viaje. Cameron ha visto cómo Boris Johnson, el tory más carismático, y cinco de sus ministros de peso se situaban contra él y a favor de salir (uno de ellos con portazo de dimisión). Así que ayer dio la ?bienvenida? al primer gran discurso pro europeo del líder laborista, Jeremy Corbyn. Además, el primer ministro acudió a una oficina de Britain Stronger en Europe, la campaña oficial por la permanencia, para hacer propaganda en un ?call center?, telefoneando a la vera del viejo jefe del laborismo Neil Kinnock y de políticos liberales. El Gobierno afronta su principal problema en sus propias filas, con más de un centenar de diputados tories rebeldes. En cambio, navegará en la misma nave que verdes, socialistas y liberales, todos ellos pro europeos.

Jeremy Corbyn estaba señalado por su pasado: en el referéndum 1975 votó en contra del Mercado Común Europeo y era del dominio público que le rechina la UE. Pero ayer cambió de rumbo. Irónicamente, lo hizo con una alocución en el edificio londinense donde Orwell situaba el manipulador ?Ministerio de la Verdad? de su novela ?1984?. ?Es perfectamente posible ser crítico con la UE y estar convencido de que nos interesa seguir siendo miembros?, se excusó Corbyn.

El dirigente laborista defendió la sociedad con Europa desde lo social: ?El Brexit supondría la hoguera de los derechos de los trabajadores?. Y amedrentó a su público -afiliados, sindicalistas y estudiantes- con que el un triunfo del no a la UE podría conducir a ?un Gobierno tory dirigido por Boris Johnson y apoyado por Nigel Farage [el líder eurófobo de Ukip]?.

Vote Leave, donde mandan el sinuoso ministro de Justicia, Michael Gove, y Boris Johnson; y Britain Stronger in Europe, a los que apoyan Cameron y Osborne, serán las dos campañas oficiales, según decisión de la Comisión Electoral. Eso les da derecho a gastar 8,8 millones de euros en propaganda y recibir 760.000 de ayudas públicas. GO, la campaña de Farage, se integrará previsiblemente en Vote Leave.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.