Aprendices de suicida «inghimasi» en Madrid

«Las operaciones inghimas están consideradas como armas letales con las que hacer temblar al enemigo. Por definición, un combatiente inghimas puede colapsar un ejército entero». Así explica un video oficial de Estado Islámico difundido en agosto de 2015 la táctica suicida inghimas (amaliyyat inghimasiyya), una vieja noción de la literatura yihadista recuperada en acciones en Irak y Siria y ya puesta en práctica en atentados en Europa, cuyo fin es asegurar el mayor número de víctimas posible. En resumen, este tipo de acciones implica que el terrorista se ponga a sí mismo en riesgo extremo en orden a maximizar el daño causado, aunque su muerte no es necesaria si no es para provocar más daño aún.

Trasladado a día de hoy, se trataría de sumergirse en las «filas enemigas» ( inghimasi remite al árabe «ghamasa», sumergir) normalmente con un arma de fuego ligera, disparando a todos, y de hacer detonar el cinturón explosivo en caso de estar seguro de que la inmolación va a matar a su vez a un gran número de objetivos.

En esta modalidad táctica se autoadiestraban los dos presuntos integrantes de una célula terrorista vinculada a Daesh detenidos ayer por la Policía Nacional en Madrid. Ambos son marroquíes, se encuentran en un «avanzado y peligroso proceso de radicalización» y, ademas de consumir material audiovisual «muy sensible», se dedicaban a su difusión.

La información fue facilitada ayer por el Ministerio del Interior, que subrayó que el grupo al que pertenecen los arrestados está especializado en esta «yihad electrónica», cuyo fin es la multiplicación de adeptos en todo el mundo para su conversión en «cibersoldados» del islamismo violento. Del mayor de los dos, de 43 años, se sabe que pasaba el tiempo encerrado en su domicilio, desde donde mantenía un «contacto continuo» con más de cien webs de contenido yihadista, algunas con tutoriales «para la confección de artefactos explosivos con sustancias de fácil acceso y mediante técnicas sencillas». Fue él quien captó al segundo arrestado, de 22 años, con quien compartía su «ideario radical».

La operación, que continúa abierta, ha sido desarrollada por agentes de la Comisaría General de Información y el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, destacó que las detenciones adquirían mayor relieve tras el ataque en Manchester del lunes.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.