Álvaro Nadal quiere bajar los impuestos de la factura eléctrica

La continua escalada del precio de la luz se está convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza para el Gobierno[…]

La continua escalada del precio de la luz se está convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza para el Gobierno de Mariano Rajoy por la alarma social que genera. Por ello, en el seno del Ejecutivo se están estudiando medidas que lo amortigüen cuanto antes. Sobre todo, por parte del titular de la cartera sobre el que pende el sector.

Así, el ministro de Energía, Álvaro Nadal, está poniendo todo su empeño en buscar una solución que convenza a todas las partes afectadas. Consumidores, empresas y, de paso, al resto de grupos políticos, si bien encontrar una propuesta cómoda y ventajosa para todos se antoja harto complicado.

Según ha podido saber ABC de fuentes del Ejecutivo, Nadal ha planteado bajar la parte regulada de la tarifa eléctrica para conseguir abaratar la factura. La solución, dicen los expertos consultados, frenaría de inmediato el aumento tarifario de los últimos días, lo que le daría además al titular de Energía tiempo para sacar adelante una nueva regulación para el sector.

Sin embargo, las fuentes aseguran que, de momento, la propuesta no ha tenido una buena acogida por parte de otros miembros del Ejecutivo, por el impacto que pudiera tener en las previsiones de ingresos estatales. Además, algunas voces discordantes argumentan que la medida sería un mal ejemplo para otros sectores regulados.

La factura de la luz tiene dos partes. Una es la regulada, que cubre los llamados peajes (costes entre los que se incluye el transporte, distribución y las primas a las energías renovables) y otra el término de energía, cuya evolución depende del mercado y varía cada día.

Los expertos advierten de que el ministro, en realidad, tiene poco margen de maniobra para conseguir abaratar los precios, ya que la caída de las energías renovables en su aportación al sistema eléctrico y la subida del gas y del carbón impiden bajar las tarifas. Difícil tarea tiene además si intenta explicar al consumidor cuánto pesa cada variable dentro de la factura y el margen del que dispone para poder influir en cada una de ellas. Así, el precio de la electricidad en el mercado mayorista, donde el famoso «pool» eléctrico marca día a día el coste del megavatio hora, tiene un peso del 35% sobre el total del recibo. El 65% restante corresponde a costes regulados e impuestos a la gestión de las compañías, incluido el 21% del IVA.

Las fuentes afirman que es precisamente ese 35% sobre el que el ministro quiere actuar. Donde, según anunció ya Nadal, se va a intentar que baje el precio del gas y abaratar así el coste de las centrales de ciclo combinado, que hoy es la energía más cara por lo elevado de la materia prima, y la que marca el precio del «pool» eléctrico, haciendo que el precio de mercado sea muy elevado.

Publicidad
Publicidad

Más información

En portada

Noticias de