¿Cuánto dinero necesitas para tu colchón financiero?

Aumenta el ahorro en España por miedo a la crisis

El ahorro es una de las grandes dificultades a las que se enfrentan los clientes bancarios. Según un estudio de Rastreator, casi el 45% de los españoles no logra ahorrar más de 200 euros al mes, con lo que imposibilita tener un adecuado colchón financiero, o lo que es lo mismo, contar con dinero suficiente para hacer frente a cualquier imprevisto que surja,

Toca cambiar de mentalidad, hacer acopio de calculadora, lapiz, papel y, sobre todo, fuerza de voluntad para lograr nuestros objetivos.

Con cuánto dinero debemos dotar nuestro colchón financiero:

Según cuentan los expertos de Bankinter en su blog, habría dos modalidades:

Opción 1 (menos conservadora): Entre tres y seis meses de gastos

Es decir, habría que lograr capital suficiente para pagar entre tres y seis meses de gastos normales. Es decir, lo suficiente para pagar la hipoteca/alquiler, la cuota del resto de préstamos, así como la comida, luz, seguros, colegios... durante ese periodo. Así, por ejemplo, si tenemos un sueldo de 2.000 euros netos y gastos mensuales de 1.500 euros, la cantidad destinada a este fondo de emergencia debería estar entre los 4.500 y 9.000 euros (entre tres veces o seis veces los gastos mensuales).

Opción 2 (más conservadora): Seis meses de salario

Otra fórmula más sencilla y conservadora de calcular nuestro colchón financiero es tener en cuenta nuestro salario. De esta manera, el ahorro debería ascender a entre tres y seis meses de salario (o de ingresos mensuales). Para el ejemplo anterior, equivaldría a 6.000 - 12.000 euros.

Así pues, una persona con una saneada posición económica y con un salario neto de unos 2.000 euros al mes, debería conservar en la cuenta corriente entre 4.500 y 12.000 euros (adicionales a los gastos corrientes) según sus preferencias y buscar un destino más rentable para el resto de su liquidez, añaden desde el blog de Bankinter.

Y una vez que hemos decidido hacerlo la segunda parte es cómo.

Para aquellos que no tengan un colchón financiero, lo principal es intentar ahorrar mes a mes una cantidad que puede ir ascendido paulatinamente. Para los segundos, si ya se tiene ese ahorro, una opción sería destinar ese excedente a otro producto remunerado como una cuenta o depósito, que nos permita ir aumentando nuestros ingresos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.