Los trabajadores de teleasistencia harán huelga mañana de nuevo

Los trabajadores del servicio público de teleasistencia en el hogar del País Vasco están llamados a secundar una nueva jornada[…]

Los trabajadores del servicio público de teleasistencia en el hogar del País Vasco están llamados a secundar una nueva jornada de huelga mañana, jueves, ante una "disminución de la calidad del servicio" de la que acusan a la empresa gestora.

En una nota, el comité intercentros de este servicio ha precisado que la huelga, de 24 horas, se llevará a cabo entre las 7.30 horas de mañana, 31 de agosto, y la misma hora del día siguiente.

Los trabajadores, que realizaron su última jornada de huelga -de 10 horas- el pasado 25 de agosto, denuncian que la mercantil que gestiona el servicio, la UTE Tunstall Televida- GSR-IMQ, está propiciando una "disminución de la calidad del servicio con el objetivo de aumentar claramente sus beneficios".

El servicio, utilizado principalmente por personas mayores que viven solas en casa, es competencia del Gobierno Vasco, que lo tiene subcontratado.

Según el comité, la empresa gestora incrementa sus beneficios al no haber aumentado en los últimos 4 años el personal que se encarga de la instalación y mantenimiento de los terminales, ni el que realiza las visitas de valoración y seguimiento de los usuarios.

La mercantil actúa así pese a que en estos años el número de usuarios ha aumentado en unos 15.000, según el comité.

Ha precisado que, desde julio de 2011, el número de trabajadores ha subido de 85 a 105, mientras el número de usuarios del servicio "ha pasado de 21.000 a 45.000".

Para los trabajadores, "todo esto tiene aún mayor gravedad" si se tiene en cuenta que el servicio fue adjudicado a la citada UTE hace 9 meses por un importe cercano a los 15 millones de euros, 1 millón más que el contrato anterior, y que la mercantil "obtiene márgenes de beneficio cercanos a los 5 millones de euros de dinero público".

Publicidad
Publicidad

Para conseguir el "máximo de beneficios", la empresa adjudicataria "lo primero que ha hecho ha sido cambiar el protocolo de caídas sin lesión" de los usuarios, "avisando a los familiares para que acudan" a levantarles "a cualquier hora del día y sin tener en cuenta las distancias, demorando en muchas ocasiones la prestación de ayuda".

El comité ha asegurado que esta nueva forma de proceder ha provocado "numerosas quejas por parte de familiares y usuarios".

Ha considerado que el Gobierno Vasco es "cómplice" de esta situación, dado que no hace "nada de momento" pero tiene en su mano el poder "revertir la situación como titular del servicio que es".

Publicidad

.

En portada

Noticias de