Las hipotecas se vuelven digitales

Este tipo de hipotecas se han impuesto en el mercado, más allá de la banca online

Las hipotecas digitales hasta el año 2020 eran patrimonio exclusivo de la banca online. Si bien es cierto que debido a la digitalización del negocio bancario, eran cada vez más las entidades que permitían realizar ciertos trámites de manera telemática. 

Con la llegada de la pandemia de coronavirus, la actividad hipotecaria se redujo al máximo. Por poner un ejemplo, la firma de hipotecas en el mes de abril, en pleno confinamiento, se desplomó un 18,4%, la menor cifra en tres años.

En mayo, a pesar de la tímida apertura de la economía, los datos fueron aún peor, con una caída del 27%, para recuperarse un 18% en septiembre. 

Esta situación empujó a los bancos a acelerar la incorporación de servicios online en todos los sectores. Las hipotecas digitales se consolidan como alternativa a la solicitud tradicional para ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero. 

“Las restricciones de distanciamiento social y limitaciones en los provocaron un aumento en el interés por las hipotecas digitales para muchas personas que, hasta el momento, preferían hacerlo en persona”, explican fuentes de Deusto Formación.

Ofertas específicas para ello

En verano, y en plena desescalada, Banco Santander lanzó su hipoteca cien por cien digital. Así, a tipo variable se sitúa el primer año a 1,59% TIN y a partir del segundo, a euribor+0,79%. El precio a tipo fijo es del 1,30% TIN a 15 años y del 1,70%, a pagar en 30 años.

La nueva hipoteca del banco se puede solicitar a través de internet en solo siete pasos y la gestión se puede concretar en un periodo de tan solo cuatro semanas. El único paso presencial es la firma ante notario que en España es obligatorio aúnque se realice de forma física.

Aunque la pionera fue la hipoteca de Coinc, con un diferencial sobre euríbor del 0,99% y sin tener que contratar productos adicionales. Se puede solicitar a través del ordenador, el móvil o una tablet. En este caso, los pasos se reducen a tres, entre los que se incluyen la simulación, la elección del tipo de crédito y la subida de la documentación.

Publicidad
Publicidad

A estas ofertas se suman las hipotecas digitales que llevan ya comercializando Evo Banco y Openbank. 

En el caso de Evo Banco se caracteriza porque el diferencial va bajando a medida que la vida de la hipoteca aumenta, llegando a tener un TAE del 0,68%. A tipo fijo, para un periodo de 20-30 años el TAE se sitúa en el 1,60%.

Publicidad

En el caso de Openbank, el diferencial sobre euríbor es del 0,79%, mientras que a tipo fijo el TAE arranca en el 1,45%.

También los neobancos están entrando en el negocio de la financiación. Es el caso de MyInvestor, que comercializa hipotecas a tipo variable desde euríbor más 0,69%.

Las principales ventajas 

La posibilidad de gestionar las hipotecas de forma totalmente digital ofrece ventajas como el ahorro de tiempo en la realización de los trámites, ya que no existe desplazamiento y puedes realizar comparativas sin necesidad de visitar las entidades de forma presencial. 

Al banco también le aporta beneficios como es la reducción de costes operativos para las empresas. “Actualmente, la clave está en simplificar los procesos e impulsar los productos y servicios online ágiles. De esta manera, se pueden ofrecer gestiones rápidas y fáciles, ahorrando tiempo y recursos”, declaran fuentes de Deusto Formación.

Publicidad

Esto no quiere decir que no haya ciertas reticencias por parte de los clientes, que pueden echar en falta una relación más estrecha con el banco.

Esto podría darse entre los clientes que no sean nativos digitales, pero sí que es cierto que el uso de la banca digital en España va en aumento entre todos los grupos de edad, contratando diferentes servicios y productos como cuentas de ahorro y depósitos.

El proceso de adaptación

La importancia de adaptarse e incorporar los servicios digitales es imprescindible hoy en día para ofrecer a los consumidores productos que destaquen frente a la competencia.

"Las ventajas sobresalen sobre aquellos aspectos más negativos y se afianzan con la práctica a medida que se genera un hábito”, señalan desde Deusto Formación. 

“Por ello, el acelerado crecimiento de las hipotecas digitales a partir de la pandemia es una tendencia en auge que continuará creciendo con el paso del tiempo", añaden.

En portada

Noticias de