Las hipotecas a tipo fijo cobran interés con la inflación y el euríbor al alza

Los bancos encarecen las hipotecas fijas y abaratan las variables para encauzar la demanda hacia estas últimas. Sin embargo, las fijas siguen manteniendo el interés de los clientes

Las entidades financieras han emprendido una escalada de los precios de las hipotecas a tipo fijo con el objetivo de encauzar la demanda hacia las de tipo variable. Si bien, los clientes siguen optando por los préstamos hipotecarios a tipo fijo en el momento actual.

Y no les falta razón pues la coyuntura hace pensar que las hipotecas a tipo variable van a seguir saliendo más caras a los clientes.

En concreto, la inflación disparada (en niveles del 9,8 interanual, según los últimos datos de marzo) ha elevado las expectativas de subidas de tipos por parte del Banco Central Europeo y, esto a su vez, está presionando el euríbor al alza.

La inflación presiona al euríbor al alza

En concreto, el euríbor (el índice al que están referenciadas las mayoría de las hipotecas en España) ha pasado este año desde el -0,501 por ciento al 0,003 por ciento, aunque hace un par de días llegó a tocar el 0,005 por ciento. Y nada parece indicar que vaya frenar esta tendencia.

“La inflación puede acelerar la subida del euríbor y, con ello, el encarecimiento de las hipotecas variables”, explica Estefanía González, de Kelisto, en este sentido.

Publicidad

González pone un ejemplo de lo que esta subida puede suponer para los bolsillos de los clientes: “Tomemos un usuario que quiere una hipoteca de 150.000 euros a 25 años. Le hacen las dos ofertas más baratas que podría encontrar hoy: el euríbor más el 0,78 por ciento a tipo variable y un TIN del 1,15 por ciento a tipo fijo. Si firmara su hipoteca hoy, la cuota que empezaría pagando con cada una sería de 535,08 euros a tipo variable y de 575,55 euros a tipo fijo. Por tanto, con la variable se conseguiría un ahorro de 485 euros al año”.

Publicidad

Si bien, hay que tener en cuenta que la hipoteca variable modifica su cuota en función del euríbor, que tocó sus máximos en julio de 2008, en el 5,49 por ciento (que después se desplomó hasta situarse en terreno negativo, pero que lleva desde diciembre de 2021 al alza). En ese sentido, cabe preguntarse qué pasaría con estos contratos hipotecarios si la inflación se mantiene alta, suben los tipos de interés del BCE y el euríbor prosigue su lenta escalada.

La cuota puede duplicarse si el euríbor vuelve a sus máximos históricos

“En un ejemplo como este, la cuota casi se duplicaría si el euríbor volviera a máximos. Llegaría hasta los 982 euros, una subida tan amplia que pocas economías familiares serían capaces de soportarla”, avisa esta experta.

Por todo ello, quizá la opción más conveniente actualmente es optar por una hipoteca a tipo fijo.

Entidades como Openbank, Kutxabank, ING, Santander o Sabadell han elevado los precios de sus hipotecas a tipo fijo en el último mes, pero todavía pueden encontrarse ofertas interesantes.

Unicaja, por ejemplo, ofrece un producto a 25 años con un TIN del 1,15 por ciento; Evo Banco hace lo propio con un interés del 1,24 por ciento, Ibercaja del 1,3 por ciento, Santander del 1,34 por ciento y Caixabank del 1,35 por ciento.

Publicidad

La época de las hipotecas fijas baratas toca a su fin

Si bien, hay que darse prisa, pues los bancos van a seguir encareciendo las hipotecas a tipo fijo.

“Va a ser muy difícil que volvamos a ver hipotecas fijas tan bajas como las que hemos tenido ahora. Porque, ante la subida del euríbor, la estrategia de los bancos está siendo otra. A las entidades financieras les interesa ahora vender más hipotecas variables que fijas, ya que con un euríbor en positivo ganarán más intereses con lo prestamos variables que con los fijos".

"Por lo que, si ahora estás buscando una hipoteca fija, estos meses van a ser los últimos para firmar prestamos fijos con intereses muy interesantes en torno al 1 por ciento”, advierte Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro.

En portada
Noticias de