La banca emprende una carrera total hacia la digitalización

Seis de cada diez clientes de las entidades financieras españolas ya están digitalizados

Las entidades financieras han metido una marcha más en su carrera hacia la digitalización total de sus clientes.

Si antes de la pandemia este objetivo era prioridad absoluta, sobre todo para los grandes bancos, ahora, tras los cambios introducidos en los hábitos de los clientes por el Covid, se ha generalizado entre las entidades.

Nadie quiere desaprovechar esta oportunidad para convertir a todos los clientes en digitales. Y el acelerón dado ya tiene reflejos en las cifras.

Así, en enero de 2020, solo el 28 por ciento de los bancos contaba con más del 60 por ciento de su base de clientes digitalizada y, un año después son ya la mitad los que tienen más de 6 de cada 10 clientes digitalizados. Son datos de una encuesta realizada por el Observatorio de la Digitalización Financiera Funcas entre los principales actores del sector financiero español.

Más de 27 millones de clientes digitales suman los cuatro principales bancos españoles

Este fuerte incremento de clientes y operaciones digitales se debe, principalmente, «a la penetración digital en el sector más senior de la población, el segmento menos digitalizado hasta el momento», argumentan los responsables del Observatorio.

En España, Caixabank lidera las entidades con mayor número de clientes digitales, con más de 7 millones, que sumados a los 4 millones con los que contaba Bankia alcanza los 11 millones.

Publicidad
Publicidad

Le siguen BBVA, con cerca de 6 millones, Banco Santander, con más de 5 millones y Banco Sabadell, que también ronda los 5 millones.

Cambios en los medios de pago

Donde más se ha visto el impulso de la digitalización entre los clientes bancarios ha sido en los medios de pago, haciendo que los pagos con tarjeta y las transferencias sean los preferidos por los usuarios durante la pandemia, por delante del efectivo.

Los pagos con tarjeta de débito han crecido un 37 por ciento España en el periodo de pandemia y un 25 por ciento los realizados con tarjeta de crédito, según un estudio elaborado por la empresa de investigación de mercados GFK.

Estos cambios, que inicialmente se habían considerado temporales, han evolucionado «hacia un carácter estructural y permanente», convirtiéndose en soluciones «más seguras, con una mejor experiencia de usuario», apuntan fuentes cercanas al estudio.

Cambios que han llegado para quedarse. A juicio de los expertos tanto el pago con tarjeta como las transferencias seguirán siendo los medios más utilizados en el medio plazo, aunque cediendo terreno en favor de otros como las wallets y Bizum, que «aumentarán su relevancia en un corto espacio de tiempo».

Publicidad

Espoleada por nuevos competidores

En este contexto de disrupción tecnológica en el sector bancario y en el de medios de pago, la aparición de nuevos jugadores tecnológicos como las fintechs y las bigtechs está impulsando la innovación digital de los bancos, que no quieren quedarse atrás ante el mayor nivel de exigencia de sus clientes.

En portada
Publicidad
Noticias de