La banca cobra de manera encubierta por los depósitos de los clientes

Las entidades empiezan a aplicar cargos en concepto de mantenimiento de cuentas