San Sebastián creará un censo público de los pisos turísticos que son legales

El Ayuntamiento de San Sebastián no permitirá nuevos pisos turísticos en la Parte Vieja y en el puerto y creará[…]

El Ayuntamiento de San Sebastián no permitirá nuevos pisos turísticos en la Parte Vieja y en el puerto y creará un censo de apartamentos legales que será de acceso público y podrá ser consultado por los vecinos de un inmueble, lo que posibilitará que estos puedan notificar posible irregularidades.

Estas son algunas de las disposiciones que han avanzado hoy el alcalde de la capital guipuzcoana, Eneko Goia, y el concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, que han dado a conocer la nueva ordenanza reguladora de las viviendas de uso turístico aprobada hoy por el equipo de gobierno municipal por la que además se prevé la creación de un equipo de 10 inspectores que se dedicarán exclusivamente a vigilar el cumplimiento de la misma.

En virtud de la norma la ciudad se ha dividido en tres zonas según el grado de congestión de este tipo de viviendas.

Así la Parte Vieja y el puerto quedan declaradas como áreas "saturadas", por lo que no podrán albergar nuevas licencias más a allá de las que se hayan registrado hasta el momento.

Las que a día de hoy cumplan los requisitos y estén regularizadas continuarán su actividad, aunque muchas de las existentes infringen la reglamentación actual que exige estar ubicadas solo en la primera planta.

En este sentido, Ramos ha explicado que esta semana el consistorio ha remitido 60 expedientes de cierre al Gobierno Vasco, quien procederá a dar de baja en el registro a esos alojamientos.

La segunda zona incluye el centro y los barrios de Gros, parte de Amara, de Egia y del Antiguo, donde las viviendas turísticas se podrán situar en la primera planta cuando su superficie útil sumada al resto de usos no residenciales del edificio sea igual o inferior a los 250 metros.

En las plantas altas será posible siempre que ninguna de las ubicadas debajo esté destinada a uso residencial.

Publicidad
Publicidad

El resto de la ciudad tendrá una regulación similar a la anterior siempre que la superficie destinada al alojamiento de viajeros no sobrepase los 350 metros cuadrados.

Estas disposiciones hacen difícil en la práctica que en un inmueble coexistan más de 2 o 3 pisos turísticos, ha explicado el alcalde.

Goia ha incidido en que la norma, de la que se han elaborado 14 borradores, es fruto de un trabajo de análisis de la situación de la capital guipuzcoana, que cuenta con 1.200 pisos turísticos registrados en el Gobierno Vasco.

Publicidad

"Necesitamos una regulación desde la sensatez" porque esta modalidad "constituye una oferta turística que cubre parte de la demanda" con sus "beneficios e inconvenientes" por lo que debe ser "regulada de forma ordenada", ha indicado.

El objetivo es "garantizar" un equilibrio entre el bienestar de los vecinos y la actividad turística, ha remarcado.

El consistorio firmará un protocolo con el Gobierno Vasco para que la administración autonómica disponga de la información del Ayuntamiento y de esta manera aquellos que no la cumplan serán dados de baja en el registro y además informará al titular de una vivienda del uso que se da a la misma para evitar realquileres.

Los plazos permitirán regularizar a aquellos pisos que cumplan con los requisitos y se encuentren en las zonas permitidas, ya que su entrada en vigor está prevista para primeros del próximo año.

Publicidad

A partir de ese momento se espera una "reducción evidente" en el número de este tipo de pisos en la capital guipuzcoana, ha indicado Goia, quien ha recordado que la legislación actual solo la cumple el 27 % de las viviendas.

A detectar este tipo de ilegalidades se dedicarán en exclusiva cinco guardias municipales y cinco técnicos adscritos al departamento de urbanismo cuya contratación ha aprobado hoy el consistorio.

En caso de irregularidades las sanciones previstas oscilan entre 600 y 50.000 euros.EFE

mz/rh

.

Publicidad

.

En portada

Noticias de