Los apartamentos vacacionales hacen crecer el turismo no hotelero vasco

Las pernoctaciones de turistas en alojamientos extrahoteleros vascos, es decir en apartamentos turísticos, cámpines, establecimientos de turismo rural y albergues,[…]

Las pernoctaciones de turistas en alojamientos extrahoteleros vascos, es decir en apartamentos turísticos, cámpines, establecimientos de turismo rural y albergues, crecieron en julio un 1,9 % respecto al mismo mes de 2016 gracias sobre todo al incremento registrado en los pisos vacacionales (12%).

El Instituto Nacional de Estadística ha dado hoy a conocer estos datos, en los que se calcula que en Euskadi hay 1.019 apartamentos turísticos, frente a los 890 que había en julio de 2016, es decir un incremento del 14,4 % en un año.

En julio 17.754 turistas se alojaron en ellos, frente a los 14.674 del mismo mes de 2016, lo que supone un ascenso del 20,9 %.

Esos viajeros efectuaron un total de 65.568 pernoctaciones, un 11,9 % más que en julio del año pasado (58.583).

También en los albergues se ha registrado un aumento interanual en las pernoctaciones, aunque más moderado, ya que en los 23 albergues vascos (hay 2 más que hace un año) se alojaron 17.931 viajeros que hicieron 57.530 pernoctaciones, un 3,8 % más que en julio de 2016, cuando fueron 55.396.

En las otras dos modalidades de alojamientos no hoteleros hubo descensos tanto en el número de turistas como de pernoctaciones.

Así, en los 382 alojamientos de turismo rural, 2 menos que hace un año, se hospedaron 22.663 viajeros, un 4,5 % menos que en 2016, que hicieron 67.101 pernoctaciones, lo que representa una caída del 2,9 %.

El INE también señala que en estos establecimientos rurales los precios se han incrementado un 6,5 % en un año.

Publicidad
Publicidad

En cuanto a los 27 cámpines vascos, los mismos que hace un año, hubo un leve descenso en el número de pernoctaciones en julio, 157.463 frente a las 157.721 del año anterior (-0,1 %), y también bajó el número de personas que se alojaron en ellos (54.476 este año y 55.228 en 2016).

En cuanto a la estancia media, la más prolongada se da en los apartamentos de uso vacacional (3,69 días) a pesar de que se ha reducido respecto a 2016 (3,99).

Le sigue la de los albergues (3,21 frente a 3,19 en 2016), alojamientos rurales (2,96 días frente a 2,91 el año pasado), y la de los cámpines (2,89 días, ligeramente superior a los 2,86 de un año antes).

Publicidad

Con estos datos se constata que el turismo extrahotelero ha crecido en julio en Euskadi fundamentalmente gracias al incremento de viajeros en los apartamentos turísticos, cuya proliferación ha sido cuestionada recientemente, principalmente en la capital guipuzcoana.

Precisamente hoy el Ayuntamiento de San Sebastián dará a conocer una nueva ordenanza reguladora de los pisos de uso turístico en la ciudad.

.

En portada

Noticias de