La guerra de Telepizza: los fondos resistirán hasta el final

KKR ve como su oferta pública de adquisición (opa) sobre Telepizza camina hacia el triunfo, pese a la resistencia de varios fondos y accionistas minoritarios.

El fondo de inversión estadounidense KKR, bajo la firma Tasty Bisco, comenzó su opa sobre Telepizza con el objetivo de alcanzar hasta el 90 por ciento del capital de la compañía. Tras la dificultad de lograr dicho volumen aseguró que la condición para que la opa fuese de exclusión de cotización sería poseer el control del 75 por ciento, pero también renunció a dicho porcentaje tras conocerse el resultado favorable de la opa. Y es que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) aceptó la oferta tras alcanzar Tasty el 56 por ciento de Telepizza, un 38,82 por ciento de las acciones a las que dirigió la oferta y un 27,73 por ciento del capital social de la entidad. Este cambio, respecto a la aceptación mínima, provoca mayores dificultades para el objetivo final que KKR exponía en su folleto, que la compañía de «el secreto está en la masa» concluyese con su andadura en el Mercado Continuo.

Con todo, el proceso de exclusión está próximo. La cadena de pizzerías ha convocado una junta general de accionistas para el próximo 17 de junio en la que se propondrá excluir al valor de cotización, según informó la empresa esta mañana a través de un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Por tanto, se trataría del paso final para que concluya la opa lanzada por Tasty, la cual  reitera que "votará a favor de la exclusión de negociación de las acciones de Telepizza", según se informó en el propio hecho relevante. Además, la orden sostenida de compra lanzada por KKR al restante 43,71% de las acciones de Telepizza que no controla también está en marcha y estará en vigor hasta que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspenda la cotización de Telepizza como paso previo para su exclusión de Bolsa, motivo por el cual se conoce hoy este hecho relevante.

En este camino, KKR ha mantenido duros combates con los fondos presentes en el accionariado. Uno de los líderes de estas batallas ha sido el fondo de inversión francés Emmanul Boussar, quien no ha cesado de aumentar su volumen en Telepizza hasta un 16,3 por ciento, misma estrategia que ha realizado en Dia donde también está presente. De su lado aparecen Polygon, 6,67 por ciento, Perpetual, 3,1 por ciento, Bestinver, 2,9 por ciento, y Highclere, 2,5 por ciento.

El presidente y director de inversiones de Bestinver, Beltrán de la Lastra, cuya gestora ha sido de las principales espadas a la hora de hacer frente a las pretensiones de KKR, sentenció en la conferencia anual de inversores de la casa que preside que no venderán Telepizza a seis euros «a no ser que tengamos la obligación legal de hacerlo». En Bestinver son muy claros con su posición en Telepizza y su responsable de renta variable ibérica, Ricardo Cañete, en el mismo foro que De la Lastra, reiteró que el precio ofertado es «injusto» y que lo que Bestinver ha hecho es «defender el interés» de sus partícipes. En el análisis de compañías que realizó Bestinver dejó caer, en referencia a Telepizza, la dificultad que en ocasiones cuesta en un país como España conseguir precios justos en una operación corporativa pese a que una compañía funcione. Respecto al plano bursátil de la cadena de pizzerias, Cañete estimó que cuando las «discrepancias entre el valor real de la acción y el precio al que cotiza es tan grande, se tiene que acabar por igualar o bien por la propia cotización, por un reparto de dividendos o por una operación corporativa».

El rechazo de estos fondos se basa en el precio ofertado, seis euros por acción, que consideran irrisorio porque cuando KKR lanzó de nuevo a Telepizza al mercado en 2016 lo hizo con precio de salida de 7,75 euros. Para estos inversores la compañía vale mucho más por su análisis fundamental y previsiones de crecimiento, por lo que creen que la oferta debería oscilar entre los 7 y los 10 euros por acción. El caso es que con el paso del tiempo estos fondos parecen haber conseguido que KKR reduzca sus exigencias y haya aceptado controlar únicamente algo más de la mitad de la cadena de pizzerías una vez concluya la opa.

La CNMV solo se fija en KKR

Otra de las problemáticas es que no hay casi capital libre en el mercado y, por tanto, los minoristas tienen muy poco margen de movimiento y se quedan a un lado en esta contienda. En este sentido, la CNMV, en palabras de su presidente, Sebastián Albella, respalda la opa de exclusión de Telepizza, aunque considera que es un caso «un poco extremo porque va a salir de bolsa una compañía en la que el 44 por ciento del capital estará en manos de accionistas distintos al mayoritario», y reconoce que este 'free float' es «muy amplio», cuando «normalmente» el de las empresas que salen de bolsa es «más escaso». Pese a todo, apoyan la decisión basándose en que KKR anunció la intención de proponer a la junta de accionistas de Telepizza su exclusión del Mercado Continuo y pidió a la CNMV que la oferta fuera igual a una opa de exclusión, «lo que está perfectamente permitido en el artículo 11 de la Ley de opas», declaró Albella.

Esta situación entra en disputa directa con la subida de precios exigida por los fondos opositores y, ante un posible cambio de postura de KKR para contentar a estos accionistas, Albella avisa de que la CNMV estará vigilante a posibles movimientos de este tipo y considera «inapropiado» cualquier acuerdo que pudiese llegar el oferente con accionistas para comprarles sus acciones a un precio superior al de la opa, ya que Albella afirma que se trata de «inversores que siempre han sabido que estaba anunciada la exclusión». Respecto a los minoristas, se muestra «aliviado» porque KKR da un mes extra para aceptar la opa y cree que, de este modo, no están afectados.

Publicidad
Publicidad

Sufrimiento en bolsa

Estos fondos y accionistas minoritarios ven cómo sus posiciones en la compañía se ven lastradas tras entrar en el regreso a bolsa y sufrirían pérdidas por el precio de seis euros ofertado por Tasty. Pero, parece, tras salvar KKR la opa por la mínima agarrándose a resquicios legales de la CNMV, que al minorista no le quedaría más remedio que aceptar.

También hay que tener presente que, pese a las presiones para aumentar el precio de oferta, el valor desarrolló una subida del 22 por ciento tras anunciar KKR la opa y los títulos se colocaron sobre 6 euros, el precio ofertado. Tras esto, y con pequeñas oscilaciones, la cotización se ha mantenido estable en esa cota. En consecuencia, el minorista está a tiempo de vender en precio, porque no se avecina un cambio de postura ya que permanecer en el capital le dejaría sin liquidez. El inversor profesional podría continuar con su participación si cree en la viabilidad del proyecto pese a la salida del Mercado Continuo.

Publicidad

El analista de XTB Antonio Sales tiene claro que tanto los inversores institucionales como los minoristas terminarán aceptando. Respecto a estos últimos asegura que «su única opción es aceptar la oferta» ya que de nada sirve una pequeña posición en una compañía como Telepizza fuera de bolsa. Respecto a los fondos, cree que también acabarán pasando por el aro porque la razón de ser de los que tienen presencia en Telepizza era «la revalorización del activo por los escenarios que tenían dibujados para la compañía». Por ello, considera que no siempre «van a ser todo certezas para los fondos y tendrán que ejecutar la venta».
Así, dice Sales, con mayores o menores pérdidas, «hay que aceptar la oferta tras la posición de la CNMV». Una CNMV, según el análisis de Sales, que está actuando de forma un poco «extraña» en las últimas opas y parece que en sus últimos requerimientos «no han sido del calado que deberían y ha evitado así entrometerse demasiado en el futuro de estas cotizadas».

También te puede interesar:

Telepizza convoca junta de accionistas para excluir al valor de cotización

La OPA a Telepizza no convence a inversores ni a expertos

Publicidad
En portada

Noticias de