El mercado descuenta que Nippon Steel se deshará de las acciones de Acerinox que mantiene en cartera

Acerinox se desplomó en la última sesión de la semana tras vender su segundo accionista el 7,9 por ciento del capital

La noticia de la venta del 7,9 por ciento del capital de Acerinox por parte de su segundo máximo accionista ha caído como un jarro de agua fría entre los inversores, que han optado por vender en masa el valor, provocando un desplome del 10 por ciento en la acción de la compañía.

De este modo, los títulos de la cotizada española lideraron las caídas del IBEX 35 en la última sesión de la semana.

“Noticia negativa para Acerinox puesto que, aunque era esperado por el mercado, la colocación parcial del paquete total de Nippon Steel, introduce un factor de "overhang" en el valor puesto que estimamos una nueva venta del 7,596 por ciento restante una vez pasado el periodo de lock-up de 90 días”, avisa César Sánchez Grande, responsable de Investigación Institucional de Renta 4.

La operación se realizó con un descuento del 5,73 por ciento sobre el cierre del jueves

En concreto, la multinacional japonesa Nippon Steel tenía una participación del 15,496 por ciento en la compañía antes de esta desinversión, que se ha hecho a un precio de 10,20 euros por acción, lo que implica un descuento del 5,73 por ciento frente a los 10,82 euros por acción del cierre del jueves.

A los inversores no les ha gustado el precio de descuento y tampoco la expectativa de que Nippon Steel se deshaga de las acciones que le quedan en Acerinox.

Pero, además, también existe el miedo a que otros inversores se unan a la compañía nipona y deshagan posiciones también, según advierte Diego Morín, de IG Markets: “A partir de ahora, será interesante el movimiento que hagan las manos fuertes ante la salida del segundo máximo accionista, con unos títulos que se dejan más de un 15 por ciento en la semana”.

Publicidad
Publicidad

Por el momento, la participación de la compañía japonesa tan solo era superada en el capital por Corporación Financiera Alba, que posee el 18,95 por ciento de Acerinox.

Una mala noticia para los inversores de Acerinox

Por eso, la noticia no es buena para los inversores de la compañía y hace que Sánchez-Grande espere “un impacto negativo en la cotización”, de manera que el precio se ajuste “prácticamente al precio de colocación” (de hecho, el precio ya está por debajo del de la colocación).

“Noticia que viene en el peor momento puesto que podría frenar la cotización de Acerinox es un periodo de mejora de resultados relevante”, apunta este experto.

En concreto, Acerinox se ha beneficiado de las inyecciones de liquidez por parte de los bancos centrales y del incremento de la demanda de acero de China.

Un primer paso para la venta

En todo caso, la noticia no ha pillado de improviso. En agosto del año pasado, el grupo japonés ya dio un paso para una posible venta de su participación en el grupo presidido por Rafael Miranda con su salida del consejo de administración de la compañía y con la reconfiguración de su participación, que pasaba de financiera a industrial.

En concreto, Ryo Hattori y Mitsuo Ikeda remitieron sus renuncias en sendas cartas dirigidas al presidente del consejo de administración de Acerinox. Hattori formaba parte del consejo del grupo siderúrgico desde 2009 e Ikeda llevaba en el cargo desde 2019.

Pero, pese a que se espera que la compañía japonesa se deshaga en algún momento del otro 50 por ciento de su participación que aún tiene en cartera, Renta 4 tiene recomendación de sobreponderar el valor y le da un precio objetivo de 14, 6 euros, bastante por encima del actual precio de cotización.

Publicidad

Si bien, otro factor que puede pesar negativamente sobre la empresa es el anuncio de China de que tiene un exceso de oferta de acero y comenzará a liberar inventarios para “tumbar” los precios debido a su alto coste, según Morín.

En portada
Publicidad
Noticias de