Abierto al tráfico de forma completa el nuevo puente de Castilblanco

El nuevo puente de Castilblanco de la carretera N-502, sobre el embalse de García Sola en el río Guadiana, de[…]

El nuevo puente de Castilblanco de la carretera N-502, sobre el embalse de García Sola en el río Guadiana, de 437,5 metros de longitud, ha sido abierto al tráfico esta mañana de forma completa, tras las obras ejecutadas por el Ministerio de Fomento con una inversión de 10 millones de euros.

La actuación, realizada "en tiempo récord", ha consistido en la construcción de un nuevo puente en paralelo al existente, el cual quedará definitivamente fuera de servicio, y en una pequeña variante de trazado de la N-502 para conectar con el nuevo puente, según informa en una nota la Delegación del Gobierno en Extremadura.

Estas obras fueron desde el primer momento proyectadas con emergencia para tratar de solventar lo antes posible las necesidades y demandas de los ciudadanos de esta comarca, así como para garantizar la seguridad del paso de vehículos.

Se trata de una infraestructura que une los municipios de Herrera del Duque y Castilblanco y que sirve "para vertebrar económica y socialmente esta comarca de la zona Este de la región extremeña".

Así, el nuevo viaducto repercutirá positivamente, sobre todo, en los servicios, transportes y ciudadanos de los municipios de Herrera del Duque, Castilblanco, Valdecaballeros, Fuenlabrada de los Montes y Helechosa de los Montes.

Los Servicios Centrales de la Dirección General de Carreteras habían emitido un informe en abril de 2015 donde se alertaba de la mala situación en la que se encontraba el antiguo viaducto.

Desde hoy ya se recupera la normalidad en este punto de la red ya que hasta el pasado 22 de diciembre existía la prohibición de paso para los vehículos de 3,5 toneladas, que obligaba a camiones y autobuses a dar largos rodeos.

Además, desde el 22 de diciembre el paso por el nuevo puente se realizaba de manera alternativa mediante semáforos.

Publicidad
Publicidad

En la obra del nuevo puente se han empleado técnicas constructivas que han permitido su construcción sin tener que bajar el nivel del embalse, "evitándose así afectar negativamente no sólo a las comunidades de regantes de aguas abajo sino también a la fauna terrestre y, sobre todo, la fluvial".

.

En portada

Noticias de