ZTE obtiene aplazamiento hasta 30 junio de sus sanciones en EEUU por Irán

El gigante chino de los equipos de telecomunicaciones ZTE anunció hoy que ha obtenido un aplazamiento de las sanciones impuestas por el Departamento de Comercio de EEUU por comerciar con Irán hasta el 30 de junio.

Según un comunicado presentado por la compañía ante las bolsas de Shenzhen y Hong Kong, donde cotiza, la firma china está en conversaciones con la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio de EEUU para buscar una solución aceptable para ambas partes.

EEUU impuso restricciones a la exportación a muchos de los suministradores norteamericanos de la firma oriental, algunos de los cuales son clave para sus operaciones, por llevar a cabo un presunto comercio no autorizado con Irán, al incluir piezas estadounidenses en los productos de ZTE vendidos en el mercado persa.

La empresa china anunció el pasado día 17 que no podría presentar a tiempo sus resultados anuales de 2015, al estar pendiente de evaluar el impacto de estas medidas en sus operaciones y hoy reiteró que los publicará "tan pronto como sea factible".

Según el comunicado bursátil publicado hoy para informar a sus accionistas y potenciales inversores, EEUU ha dado un "permiso general" para que las restricciones no se le apliquen, en principio, hasta el 30 de junio próximo.

"El permiso general temporal es renovable si el Gobierno de los EEUU determina, a su sola discreción, que la compañía (ZTE) y (su filial local) ZTE Kangxun Telecommunications están cumpliendo puntualmente con sus compromisos con el Gobierno" y "cooperando con el Gobierno en la resolución del problema", señaló la firma china.

ZTE se comprometió públicamente a trabajar en ese sentido y a "comunicarse activamente con los departamentos gubernamentales estadounidenses para buscar una solución final".

Además, avanzó que anunciará próximamente una fecha para la reunión de su junta directiva que permita aprobar los resultados de 2015 y confirmó que sus acciones en Shenzhen y Hong Kong seguirán suspendidas, al menos, hasta que divulgue sus cuentas.

En enero pasado, la firma, cuyas siglas en inglés vienen de "Equipos de Telecomunicaciones Zhongxin", adelantó una estimación preliminar de resultados para 2015 en la que contaba con aumentar un 43,5 por ciento sus beneficios netos, hasta unos 3.800 millones de yuanes (521 millones de euros).

Los dos gigantes chinos del sector, ZTE y Huawei, ven desde hace años hostilidad en el Congreso estadounidense a la hora de hacer negocios en el país, donde se desconfía de ambas, pese a ser firmas privadas, por sus posibles lazos con Pekín y, en el caso de ZTE, por sus negocios con Irán, no permitidos en EEUU durante años.

Se espera que ZTE apele la decisión del Departamento de Comercio, después de que sus intentos de influir en los responsables políticos estadounidense, mediante costosas campañas con empresas de presión a su favor ("lobbies"), no obtuvieran resultado.

Una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying, dijo hoy en rueda de prensa que Pekín espera que ZTE y EEUU puedan tratar este caso de forma que no afecte a las relaciones comerciales entre las dos mayores economías del mundo, algo que, añadió, satisface los intereses de las dos partes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.