Valle de Lecrín (Granada) recurre a gastronomía mozárabe para captar visitas

El Valle de Lecrín (Granada) celebra desde el sábado la cuarta edición de sus jornadas gastronómicas, una cita para captar turistas desde el estómago con recetas de huella mozárabe en las que combinan productos tradicionales de la zona.

La iniciativa gastronómica, ideada por la Asociación de Turismo Rural del municipio con el apoyo de la Diputación de Granada, llevará a los restaurantes del Valle de Lecrín y hasta el 14 de febrero recetas tradicionales como el remojón de naranja con bacalao o el conejo en salsa almohade para conquistar al turista por el estómago.

Las cuartas jornadas gastronómicas 'La huella mozárabe' pretenden subrayar la riqueza de los recetarios de la zona y poner en valor el origen mozárabe de los platos más tradicionales de su cocina.

En esta edición sumará la participación de restaurantes de Cónchar, Dúrcal, Melegís, Nigüelas y La Malahá, según ha explicado la diputada de Bienestar Social, Olvido de la Rosa, durante la presentación esta mañana de las jornadas.

El presidente de la Asociación de Turismo Rural del Valle de Lecrín, Isaías Padial, ha sumado a la cocina las peculiaridades de la zona, que en "los quince kilómetros que van desde el Pantano de Béznar hasta el Cerro del Caballo pasamos por todos los climas que existen en el mundo".

Los establecimientos ofrecerán recetas sencillas, sabrosas y ancestrales elaboradas con productos locales de temporada y cada uno dispondrá un menú diferente que responda a su estilo culinario, pero siempre con platos tradicionales.

Para la Asociación de Turismo Rural, la gastronomía del Valle de Lecrín es un fiel reflejo de su historia, de su pasado mozárabe, de su riqueza multicultural y de su entorno, y un atractivo turístico en sí misma.

Los precios de los menús oscilarán entre los 15 y los 20 euros e incluirán platos como la ensalada de cous-cous con dátiles, el bacalao con salsa de naranja, las manitas de cerdo y las peras al vino tinto y canela.

Los organizadores han destacado que la gastronomía se ha convertido en los últimos años en un atractivo turístico con entidad propia, impulsado especialmente por el prestigio de la cocina española, lo que ha dado lugar a segmentos como el gastroturismo, el enoturismo y el agroturismo.

Dentro de esa evolución, el Patronato ha detallado que la cocina se ha convertido en un ingrediente clave y que el 80 % de los visitantes a la provincia califica de buena o muy buena.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.