Una ponencia abordará los retos de la automoción vasca y propondrá acciones

El Parlamento Vasco constituirá en el plazo de un mes una ponencia para analizar el futuro del sector de la automoción en Euskadi y formular propuestas concretas de políticas públicas para conseguir una posición de liderazgo ante los retos inminentes de la movilidad.

EH Bildu y Elkarrekin Podemos han suscrito un texto transado a una proposición no de ley original de la coalición soberanista con la reclamación de esta ponencia que ha sumado el voto favorable del PP por lo que ha salido adelante.

En contra han votado PNV y PSE-EE, socios en el Gobierno Vasco, que han mantenido que el Ejecutivo autonómico ya está trabajando con el sector para abordar esos restos y que la ponencia no va a aportar "ningún plus".

La ponencia será abierta, es decir pública, y deberá culminar su trabajo antes de que finalice la legislatura, según ser recoge en el texto aprobado.

Este órgano establecerá sus conclusiones tras recibir las aportaciones de los representantes de los trabajadores del sector, de las empresas, clústeres y asociaciones empresariales, así como de personas expertas, del mundo académico y asociativo, y de cualquier otra que se estime oportuno para su objetivo.

El Parlamento también ha destacado que el liderazgo del Gobierno Vasco resulta fundamental para afrontar en las próximas décadas los retos que tiene ante sí el sector de la automoción de forma planificada y coherente, "anticipándose a las regulaciones europeas y a las revoluciones tecnológicas".

Todos los grupos han destacado en sus intervenciones la importancia de este sector en Euskadi y los cambios que se vislumbran por la transición energética en la automoción.

Sin embargo desde el PNV, Luis Javier Tellería ha remarcado que no cree que esta ponencia sirva para "resolver" las dudas sobre por dónde va a ir el sector y ha opinado que incluso puede "enredar" el trabajo "serio" que ya está haciendo el Ejecutivo.

También ha censurado la actitud del PP por darle "la cerilla a la izquierda" y permitir por un voto la constitución de una ponencia que según, ha dicho, los populares ayer miércoles le trasladaron que no era necesaria.

Desde el PSE-EE Susana Corcuera ha remarcado que al Gobierno de España ni al vasco les resulta ajena la realidad de la automoción y ha subrayado que esta ponencia no aporta "ningún plus" a los trabajos que ya están encomendados a este Parlamento, en referencia a la comisión de expertos que deberá diseñar una hoja de ruta para la transición energética en Euskadi y que también deberá analizar la cuestión de la automoción.

La parlamentaria popular Mari Carmen López de Ocáriz ha reconocido que a su partido no les gustan las ponencias cerradas, "sin luz y taquígrafos", que son "frustrantes" porque en muchos casos no se terminan, se dilata en el tiempo y no hay informes finales.

Sin embargo ha justificado su voto afirmativo en el hecho de que en el texto transado entre EH Bildu y Elkarrekin Podemos se especifica que será una ponencia abierta, un matiz que no aparecía en la iniciativa original de la coalición soberanista.

Miren Larrion, de EH Bildu, ha defendido la creación de este órgano argumentado que es necesario abordar un diálogo amplio entre el sector y todos los partidos con el objetivo de ser "protagonistas" en los retos de la automoción.

En la misma línea se ha manifestado José Ramón Becerra, de Elkarrekin Podemos, quien ha apelado al Gobierno Vasco a no seguir dando "palos de ciego" y ha recordado que gobernar significa "planificar el futuro".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.