Una empresa desarrolla en Voto un modelo de producción de patata en el aire

Una empresa cordobesa, Laboratorios Edyma, está desarrollando en la localidad de Rada un proyecto de germinación de semillas de patata, sin estar plantadas en la tierra, a través de un sistema de crecimiento en el aire del producto, que conjuga una fase de laboratorio con otra de invernadero.

La empresa, que prevé este año alcanzar los 360.000 tubérculos con este método innovador, ha elegido Cantabria para la puesta en marcha de esta iniciativa por sus condiciones climatológicas, indica el Ejecutivo regional en una nota de prensa.

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria y el de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, han ofrecido esta mañana el apoyo de la administración a este idea durante su vista a las instalaciones del laboratorio, ubicadas en Viveros Barba de Voto.

Según han explicado a los miembros del Gobierno los gerentes de Edyma, Édgar Hazas y María Ángeles García, durante la fase de laboratorio las plantas son saneadas y multiplicadas mediante técnicas de cultivo in vitro.

Más adelante se llevan al invernadero para que se desarrollen en un cultivo donde no se utiliza ningún sustrato, de tal manera que las raíces quedan suspendidas en el aire y mantenidas en unas condiciones controladas.

Los nutrientes suministrados aseguran un correcto desarrollo de las plantas para, posteriormente, pasar a su recolección y comercialización como semilla certificada de alta calidad.

Oria ha manifestado su satisfacción por la diversificación que se ha realizado en el Ayuntamiento de Voto con la producción de vino y, ahora, con este proyecto innovador de siembra de patata, que en su opinión puede convertir a Cantabria en una región pionera en este sistema.

La ventaja de este modelo de cultivo está en que las plantas producen tubérculos libres de enfermedades que suelen afectar al cultivo y al rendimiento de su productividad.

Además, el clima y las condiciones de Cantabria favorecen estos parámetros, debido a la escasez de insectos que transmiten enfermedades y a las temperaturas de la costa.

También, respecto a Andalucía, la ubicación de Cantabria supone que los tubérculos se producen más cerca de los principales clientes, que se sitúan en Castilla y León.

Otra de las ventajas es el ahorro de agua durante el cultivo que puede alcanzar el 98 % gracias a la recirculación que se lleva a cabo en el sistema.

Según datos de la gerencia de Edyma, el proyecto comenzó su andadura en 2014, y en 2015 se alcanzó una producción de 180.000 tubérculos.

Este año está previsto realizar dos producciones que alcanzarán los 360.000 tubérculos, ampliando la cartera de clientes a Dinamarca, y de allí a Argelia.

En la visita, además de los dos consejeros del Gobierno de Cantabria, han estado presentes la directora general de Pesca y Alimentación, Marta López, y el director general de Desarrollo Rural, Félix Mendiguchía.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.