Un 21 % de los españoles optaría por trabajar desde casa, según un informe

El 21 % de los trabajadores españoles desearía trabajar desde casa si les dieran esta opción en su empresa, porcentaje que se reduce hasta el 5 % en las generaciones del baby boomer, nacidos entre las décadas 1940 y 1960, según el informe "What Workers Want".

Durante la presentación del mismo, elaborado por la Asociación Española de Oficinas (AEO) y la consultora inmobiliaria Savills, la directora de consultoría de espacios y obras de la consultora, Delia Fernández, ha señalado la importancia que dan los españoles "al aspecto social", en el sentido de interactuar con los compañeros.

Asimismo, el 84 % de los encuestados prefiere tener un puesto asignado para cada empleado, por encima de las zonas de trabajo en equipo (69 %) y los espacios comunes (68 %).

El 83 % de los encuestados ha declarado que no tiene despacho y el 73% de ellos ha asegurado que no serían más productivos por tener uno.

El estudio, desarrollado tras más de dos años de encuestas y análisis de resultados a 740 participantes de Madrid y Barcelona, expone que cerca del 70 % de los empleados se muestra orgulloso de su puesto de trabajo, algo que sobresale entre los nacidos a partir de la década de 1980 ("millennials").

Esta satisfacción es producto especialmente de la cercanía y accesibilidad del lugar de trabajo, seguido de otros factores como la comodidad, la calidad de la conexión inalámbrica, la amplitud del espacio o la seguridad, los más valorados en un "trabajo ideal".

El diseño de las oficinas ha salido en los resultados como la asignatura pendiente para un 69 % de los trabajadores españoles, especialmente para los "millennials", que desearían contar con un espacio más moderno y tecnológico.

Según el 67,5% de los encuestados ese tipo de espacios incrementaría su productividad.

El informe, en cuya elaboración han participado Experis, Espacio Aretha, Merlin Properties y Steelcase, ha mostrado además que en Madrid se tarda un promedio de 36 minutos en llegar al lugar de trabajo, frente a los 30 minutos de media en Barcelona y los más de 42 en París.

Dentro de estos desplazamientos, el coche es el medio más elegido por los madrileños con un 53 %, seguido por el metro o tren (44 %), el autobús (20 %) y la moto (13 %).

En el caso de Barcelona, el 12 % de los encuestados asegura que elige la bicicleta para acudir al trabajo frente al 3 % de los madrileños, "probablemente por la morfología de la propia ciudad", ha concluido Fernández.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.