Shell reduce beneficios un 87 % y suprime 10.000 empleos por la fusión con BG

Los bajos precios del crudo se han cobrado otra víctima con la petrolera anglo-holandesa Royal Dutch Shell, que hoy anunció una reducción de sus beneficios del 87 % en 2015 y confirmó 10.000 despidos por la fusión con BG.

El consejero delegado, Ben van Beurden, adelantó en una conferencia por internet para presentar los resultados anuales que la integración de la gasística británica, que adquirió en abril por 47.000 millones de libras (61.600 millones de euros), se completará el 15 de febrero, lo que abre "un nuevo capítulo para la empresa".

El grupo resultante de la fusión, que dará a Shell acceso a las reservas de gas natural licuado de BG, será uno de los primeros del mundo de petróleo y gas, con un valor conjunto calculado en 134.000 millones de libras (175.000 millones de euros), el doble que la rival británica BP.

Van Beurden dijo que los planes de integración de las dos compañías, cuyos accionistas han dado ya luz verde, "están en marcha", lo que, entre otras cosas, conllevará la supresión de 10.000 empleos a nivel global este año, a fin de optimizar los recursos y afrontar el impacto de la depreciación del crudo.

Ante esta noticia, las acciones de Shell subieron más de un 7 % en la Bolsa de Londres, a pesar de que anunció una reducción de su beneficio neto en 2015 del 87 %, hasta 1.939 millones de dólares (unos 1.748 millones de euros), frente a los 14.874 millones de dólares (13.416 millones de euros) de 2014.

El beneficio bruto de la empresa fue el año pasado de 2.047 millones de dólares (1.846 millones de euros), un 93 % menos que en 2014, cuando se situaron en 28.314 millones de dólares (unos 25.539 millones de euros).

La primera petrolera de Europa informó no obstante de que mantendrá el dividendo previsto para 2015, de 1,88 dólares por acción, y prometió la misma cantidad para este año, lo que satisfizo a los inversores.

En su mensaje a los accionistas, Van Beurden aseguró que "la prioridad sigue siendo la rentabilidad" y apuntó que Shell continúa centrada en "reducir costes e inversiones de capital para responder a los bajos precios del petróleo".

"La reestructuración en las áreas menos rentables del negocio será importante para garantizar la rentabilidad", dijo el consejero delegado, que advirtió de que puede haber en el futuro más despidos que los anunciados, una vez se complete la fusión con BG.

"Shell tomará más decisiones de impacto para gestionar la caída del precio del petróleo si las condiciones lo requieren", avisó.

El año pasado, Shell recortó sus gastos operativos en 4.000 millones de dólares (3.500 millones de euros), cerca de un 10 %, y prevé ahorrar otros 3.000 millones de dólares este año (unos 2.680 millones de euros).

En 2015, redujo sus inversiones en 8.400 millones de dólares, hasta 28.900 millones de dólares (7.500 a 25.800 millones de euros), y planea desprenderse de otros activos por valor de 30.000 millones de dólares (27.000 millones de euros), según precisa en su cuenta de resultados.

La caída de los precios del crudo en un 75 % en el último año y medio, hasta unos 30 dólares el barril en la actualidad, ha socavado a todas las petroleras, que han respondido con reestructuraciones y restricciones a la inversión.

La británica BP dio a conocer el pasado martes unas pérdidas netas de 6.482 millones de dólares (unos 5.943 millones de euros) en 2015, sus peores resultados en más de 20 años, debido a la caída del crudo, si bien predijo la recuperación en 2016 de esta materia prima.

También anunció 3.000 despidos antes del fin de 2017 en el área de refinado y venta, que se suman a los 4.000 ya anunciados en enero en producción y exploración, y que elevan a 11.000 el total de empleos eliminados por la empresa desde el inicio de 2015.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.