Saeta Yield prevé obtener el 40 % de sus ingresos en el extranjero en un año

El presidente de Saeta Yield, Luis Martínez Dalmau, ha previsto hoy que en el plazo de un año el 40 % de los ingresos de la compañía se obtendrá en activos situados en el extranjero, frente al 10 % actual, con el fin de diversificar sus actividades internacionalmente.

En un discurso durante la junta general de accionistas de la compañía, celebrada en Madrid, el presidente de la compañía de infraestructuras energéticas Saeta Yield, participada por ACS, ha asegurado también que la compañía dispone "de liquidez y fuentes de financiación para invertir cerca de 250 millones de euros".

"La compañía tiene oportunidades de crecimiento claras y alcanzables, así como los fondos y la liquidez necesarios para acometerlas, y un modelo de negocio que fomenta la rentabilidad total para nuestros accionistas sostenible a largo plazo", ha afirmado Dalmau, según un comunicado distribuido por la empresa.

Ha añadido que en los próximos meses ahondará en su diversificación internacional "con el claro objetivo a medio plazo de generar de forma balanceada flujos de caja en España y fuera", distribuyendo sus activos "entre varias tecnologías renovables en países estables y en moneda fuerte".

Saeta Yield comenzó en mayo pasado su expansión internacional con la adquisición de los parques eólicos Carapé I y II en Uruguay, por unos 65 millones de dólares, lo que supuso además su primera compra de activos de terceros.

Ahora pretende seguir con nuevas compras de activos en países como Portugal, México y Uruguay, en los que tiene acceso a diversas opciones a través de un acuerdo de derecho de primera oferta (RoFO) con sus patrocinadores, ACS y Bow Power, y no descarta nuevas compras a terceros.

"Guiados por nuestra política de inversión centrada en la disciplina financiera, hemos invertido cerca de 725 millones de euros de valor empresarial en los últimos meses en la adquisición de excelentes activos energéticos", ha manifestado.

Esta cifra se corresponde con las dos adquisiciones realizadas en 2016 y 2017 por Saeta Yield, las plantas termosolares Extresol 1 y 2 en España y los campos eólicos Carapé I y II en Uruguay, que han supuesto desembolsos por un importe de 180 millones de euros en su conjunto, más la asunción de una deuda vinculada a ambos proyectos de 545 millones.

Con el portafolio de activos actuales, la compañía prevé un ebitda recurrente para el periodo 2017-2021 que se sitúe en 230 millones de euros al año, un 48 % mayor de las previsiones en el momento de salida a Bolsa.

Saeta Yield dispone de unos activos capaces de generar al año 73,1 millones de euros de flujo de caja distribuible recurrente, una cifra un 16 % superior de la inicial en la salida a bolsa, según el comunicado.

"Somos un referente en la bolsa española, con una rentabilidad por dividendo promedio en el último año del 8,6 %. Adicionalmente, si a los dividendos abonados le añadimos la revalorización en bolsa, nuestro retorno total para el accionista en los últimos 12 meses se sitúa cerca de un 27 %", ha añadido el directivo.

Desde su salida a bolsa en febrero de 2015, Saeta Yield ha pasado de un dividendo implícito anual de 0,70 euros por acción a una previsión de 0,76 euros por acción, lo que supone un incremento de casi el 9 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.