Roldán aportó 3.000 toneladas de acero para el puente más largo del mundo

La planta de Roldán, filial de Acerinox ubicada en Ponferrada (León), suministró 3.000 toneladas de acero inoxidable para la construcción del puente más largo del mundo, de 55 kilómetros, inaugurado hace dos semanas en el delta del río Perla, entre Macao y Hong Kong.

Según ha informado hoy Acerinox, el acero vendido es de tipo redondo corrugado y ha sido diseñado para resistir el contacto con el mar.

Desde Roldán, Acerinox había suministrado también alambrón corrugado de acero inoxidable para la construcción de otros grandes puentes, como el Queensferry, en Edimburgo (Escocia), de 2,7 kilómetros, en 2016.

Para la construcción, entre 2009 y 2018, del macropuente que conecta China continental con las ciudades semiautónomas chinas de Hong Kong y Macao, se emplearon 400.000 toneladas de acero, el equivalente a 60 torres Eiffel.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.