Renfe ahorra 1.751 millones a la sociedad en concepto de externalidades

El transporte ferroviario de Renfe supuso un ahorro en 2017 de cerca de 1.751 millones de euros en externalidades, atendiendo al impacto sobre el cambio climático, la contaminación y los accidentes viales, y evitó 1,8 millones de toneladas de CO2 y 1,1 millón de toneladas equivalentes de petróleo.

Según un estudio anual de la Dirección General de Transporte y Movilidad de la Comisión Europea, para el cálculo del ahorro que supuso el transporte ferroviario se tuvo en cuenta el coste externo del sector ferroviario, que ascendió a unos 479 millones, frente a los más de 2.230 millones de las demás modalidades de transporte.

Además, Renfe indica en un comunicado que para transportar 465,2 millones de viajeros y 20,8 millones de toneladas de mercancías habría sido necesarios 348 millones de circulaciones de automóvil, 4 millones de circulaciones de camiones y 104.500 vuelos.

Respecto al origen de los ahorros, Renfe evitó unos 858 millones de euros en concepto de cambio climático; unos 648 millones en accidentes; 193 millones en congestión urbana y 52 millones de euros en efectos urbanos, sobre el paisaje y la naturaleza, ruido u ocupación, entre otros.

Por otro lado, la contribución al ahorro por externalidades que generó Renfe en 2017 está encabezada por los servicios de alta velocidad y de larga distancia, con unos 750 millones de euros, y el servicio de Cercanías, con 541 millones.

En el caso de Madrid, Renfe disminuyó sus costes externos en 259 millones de euros, con 91,7 millones procedentes del cambio climático, seguidos de la contaminación local (59,5 millones), los accidentes (58,8 millones), el ruido (15, 9 millones) y otros impactos (33,8 millones).

A estos datos se añaden los recogidos en Barcelona, que registró un ahorro de 146,9 millones de euros, siendo el origen del coste el cambio climático (55,4 millones de euros); la contaminación local (35,9 millones); los accidentes (33,5 millones); el ruido (9,6 millones) y otros impactos (12,5 millones).

Finalmente, el estudio señala que la emisión de gases de efecto invernadero procedentes de la energía eléctrica consumida por Renfe será igual a cero y su aportación al ahorro por cambio climático (858 millones) podría duplicarse a partir de 2019.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.