Puertos asumen sostenibilidad ambiental como elemento nuclear de su actividad

Los puertos españoles asumen ya la sostenibilidad ambiental como un elemento nuclear de su actividad y no sólo como destinataria de medidas preventivas o correctivas, según se ha destacado en el VII Congreso Nacional de la Asociación Técnica de Puertos y Costas (ATPYC), inaugurado hoy en Sevilla.

"Trabajando con la naturaleza" es precisamente el lema de este congreso, que reúne a 220 expertos de 14 países, y en cuya inauguración la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, ha señalado que la sostenibilidad ambiental constituye "un elemento de primera magnitud para la toma de decisiones" de la actividad portuaria.

Ha añadido que este protagonismo del respeto a la naturaleza supera "el tradicional concepto corrector" del impacto ambiental de los puertos.

Chacón también ha destacado que su "máxima prioridad" es que los puertos del Estado redacten a corto plazo planes de mantenimiento para dar soporte técnico a un elemento clave del sector portuario español como es la conservación de las numerosas infraestructuras construidas en los últimos años.

El máximo responsable de la ATPYC, Francisco Esteban, ha señalado por su parte que la actividad portuaria asume el respeto ambiental como una "nueva filosofía", que supera la "visión tradicional" de la sostenibilidad basada en la adopción de medidas preventivas o correctoras y la coloque como elemento básico para mantener infraestructuras portuarias "más sostenibles y eficientes".

El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Gracia, ha enfatizado que el estuario del Guadalquivir, por donde transcurre el canal navegable de este puerto y una de cuyas orillas pertenece al Parque Nacional de Doñana, constituye "el alma" del nodo portuario sevillano.

Ha destacado que, por ello, el puerto sevillano invierte medio millón de euros al año en investigaciones sobre el estado y la evolución del estuario del Guadalquivir, no sólo para preservar este espacio protegido sino para facilitar esta difícil navegación fluvial, muy influida por los calados y las mareas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.