Piden a los bancos informar sobre las carencias para evitar desahucios

La plataforma STOP Desahucios ha exigido hoy a las entidades bancarias que informen a los clientes, que no puedan hacer frente a los pagos de sus hipotecas, de la posibilidad de acogerse a una carencia de cinco años, durante la que podrían abonar sus cuotas mensuales referidas al euribor 0,25 %.

STOP Desahucios ha hecho este emplazamiento a los bancos durante una rueda de prensa que ha ofrecido en el Boulevard de San Sebastián, secundada por representantes de distintos partidos políticos como Podemos, PSE/EE, EH Bildu, Irabazi, Ezker Anitza/EB, Equo e Irabazi, y los sindicatos LAB y ESK-CUIS, además de distintas plataformas de jubilados y pensionistas.

Durante la comparecencia, la portavoz de STOP Desahucios, Rosa García, ha explicado que "las familias en situación de precariedad económica tienen derecho a acogerse al Código de Buenas Prácticas Bancarias, al que están adheridas todas las entidades financieras".

García ha aclarado que, según este código, los bancos "tienen la obligación" de ofrecer a estas personas una carencia de cinco años durante la que deben pagar "una cuota reducida" equivalente al euribor 0,25 %, algo que "les permite vivir dignamente y, sobre todo, no caer en mora, que es lo que lleva a los bancos a iniciar demandas de ejecución hipotecaria".

En este punto, se ha referido al caso de Jacquelín, una vecina de Pasaia (Gipuzkoa) que, según ha explicado, había recibido un burofax "en el que Kutxabank le avisaba de que "le iba a iniciar un procedimiento de ejecución hipotecaria" si no abonaba una deuda de algo más de 20.000 euros de mensualidades pendientes, que no podía pagar porque su situación económica no le permitía "afrontarlas".

García ha recordado que, ante una situación como esta, el Código de Buenas Prácticas Bancarias "dice que en el momento en el que una entidad financiera sepa que el deudor está en situación de precariedad económica y no puede pagar la cuota, tiene la obligación de ofrecerles la carencia".

"Pero no lo hacen", se ha lamentado la miembro de STOP Desahucios, quien ha precisado que tiene que se su asociación la encargada de realizar esta labor, en el momento en el que reciben la petición de ayuda de estas personas, muchas veces "con lágrimas en los ojos".

García se ha felicitado porque en el caso de Jacquelín, Kutxabank además de concederle finalmente esta carencia, también ha accedido a "retirar" varias "cláusulas abusivas" del modelo que pretendía presentarle a firmar.

La activista ha mostrado su satisfacción por la resolución de este asunto, al tiempo que ha advertido de que su plataforma "no va a permitir que ninguna carencia que se vaya a firmar contenga cláusulas abusivas".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.