Peñíscola, unas vacaciones de cine

Peñíscola, la espectacular ciudad fortaleza de aroma mediterráneo, trabaja en ampliar su ambicioso proyecto para atraer a viajeros interesados en los rodajes de grandes producciones cinematográficas en su patrimonio histórico -como El Cid, Calabuch y Juego de Tronos- y contribuir a desestacionalizar el turismo de la ciudad-plató.

Desde que el "huracán" Juego de Tronos pasara por sus calles, desde su Oficina de Rodajes trabajan sin descanso proporcionando información a productoras de todo el mundo que se interesan por esta ciudad convertida en plató, que lleva desde 1913 llamando la atención de los localizadores de cine.

El paso del rodaje de la sexta temporada de Juego de Tronos por la ciudad papal ha puesto en los titulares la arraigada tradición cinematográfica del municipio y ha catapultado la promoción de este rincón privilegiado del Mediterráneo a 170 países de los cinco continentes.

Pero pese a que Juego de Tronos ha sido la producción más espectacular que ha atraído la localidad, desde 1913 los localizadores han contado con esta ciudad donde Benedicto XIII de Aviñón, el llamado Papa Luna, convirtió el castillo en su sede pontificia.

En 1913 se rodó en blanco y negro "Ana Kadova", la primera película filmada en Peñíscola dirigida por Otto Gelabert y Fructuoso Mulhauser, y en 1924 se rodó "Alegría del Batallón" basada en la guerra carlista del Maestrazgo.

En los años cincuenta llegó "La vida es maravillosa" y "Calabuch", una gran producción de Luis García Berlanga.

Los años sesenta se estrenaron con otra producción de renombre: "El Cid", dirigida por Anthony Mann y protagonizada por Sophia Loren y Charlton Heston.

En la misma década se filmaron "Los corsarios del Caribe", "Todos eran culpables" y "¡Jo, papá!".

Siguieron a estas "El hijo del cura" (1982), "El cura ya tiene hijo" (1984), "Tramontana" (1990), "El día nunca, por la tarde" (1994), "Tierra" (1995), "París Tombuctú" (1999), "Mataharis" (2007), "Pizza Eli" (2008), "Sinterklaas" (2009), "Fin" (2012) y "Blink" (2013).

En cuanto a las series, "El Barco" (2012), "Chiringuito de Pepe" (2014) y "Juego de Tronos" (2015), han contribuido enormemente a la popularidad de la localidad.

El paso por ella durante dos temporadas de los actores del "Chiringuito de Pepe", Santi Millán, Jesús Bonilla, Blanca Portillo, Dafne Fernández, Begoña Maestre o Juan Manuel Montilla "El Langui", hizo famoso el destino entre el público nacional.

El despegue internacional llegó cuando Peñíscola se convirtió en Meereen, la ciudad de la Bahía de los Esclavos, y el foco apuntó a este enclave, tan rico en patrimonio que el trabajo de adecuación de los escenarios fue tan leve como tapar algunas farolas y colocar cromas para ambientar los alrededores.

Por la fortaleza peñiscolana pasaron actores clave en la trama de la serie basada en las novelas de George R.R. Martin, como Peter Dinklage (que encarna a Tyrion Lannister), Conleth Hill (en el papel de Lord Varys) o Nathalie Emmanuel (Missandei en la pantalla), así como más de 500 personas integrantes del equipo de producción y los 300 extras que fueron seleccionados para los cuatro días de rodaje que tuvieron lugar en octubre de 2015.

La ciudad se convirtió en Meereen y los extras se transformaron en nobles, esclavos y guerreros inmaculados y protagonizaron a diario una peculiar procesión desde el Auditorio municipal -donde el equipo de maquillaje y peluquería les transformaba- hasta las localizaciones en el casco antiguo.

El foco de las informaciones de medios de comunicación españoles y extranjeros se situó en Peñíscola y las apariciones en publicaciones se multiplicó hasta cifras inimaginables.

La consultora JP Media realizó por encargo del consistorio un estudio sobre el impacto económico directo e indirecto que el rodaje de la serie de HBO tuvo en Peñíscola y lo cifró en 1.000 millones de euros.

En esa cifra se incluyó el impacto publicitario de las más de 5.000 noticias generadas en medios nacionales e internacionales, y el impacto turístico directo generado durante los días de rodaje.

El consistorio aprovechó el tirón para crear la marca "Peñíscola de cine" y trabajó desde el primer minuto para obtener la autorización para incluir "Juego de Tronos" en esta marca promocional, que incluye paneles informativos en lugares clave del municipio que aparecen en las grandes producciones, visitas guiadas, material gráfico y plataformas de información virtual.

Y se trabaja ya para ampliar este proyecto para hacerlo accesible con audioguías, donde se incluirán las más de 25 producciones que se han rodado en Peñíscola, además de extenderlo más allá del casco urbano y llevarlo hasta el Parque Natural de la Serra d'Irta, que también ha sido escenario de series como "El Barco".

Desde hace dos semanas, además, el municipio ha incluido más información en la ruta turística sobre Juego de Tronos tras superar las restricciones de confidencialidad, una vez que la HBO ha completado la emisión de la sexta temporada.

La nueva ruta turística incluye once puntos clave del casco antiguo de la ciudad identificados con las imágenes de las películas y series rodadas en cada uno.

Así, el visitante puede ver in situ el emplazamiento elegido y compararlo con el fotograma de la filmografía de Berlanga al que hace referencia, la escena de El Cid concreta en la que se puede ver la ciudad, o los planos que el Chiringuito de Pepe ha llevado a millones de hogares, además de nuevas imágenes de Juego de Tronos.

La buena acogida de las visitas guiadas y la ruta de cine en la localidad la constatan las más de 31.600 visitas registradas en el espacio web que contiene la información para seguir el itinerario.

Según ha indicado a EFE Laura Hidalgo, responsable de comunicación del consistorio, las consultas registradas en las oficinas de turismo -más de 30.000 solo en julio- se refirieron en primer lugar a las relacionadas con el patrimonio local y a continuación con la visita a las localizaciones cinematográficas.

El hecho de que el turista que acude a Peñíscola -con el cartel de completo durante toda la temporada estival- venga motivado o no por su condición de ciudad-plató es algo que el consistorio todavía no tiene cuantificado.

Sin embargo, han indicado que durante las vacaciones escolares los hoteles y restaurantes tienen tradicionalmente su temporada alta ya copada por el turismo familiar, en el cual se ha trabajado durante los últimos años para convertir a Peñíscola una de las localidades que encabeza todos los ránkings de este tipo de turismo.

No en vano, apunta Laura Hidalgo, la localidad tiene 44 hoteles y una sola discoteca -además de una programación continua de animación infantil en espacios públicos-, por lo queda patente dónde se han centrado los esfuerzos para posicionarse en los últimos años.

Sin embargo, de manera totalmente compatible se está impulsando el turismo cultural vinculado a los rodajes, el cual contribuiría a desestacionalizar la llegada de viajeros.

Se trata de atraer a este tipo de visitante -parejas jóvenes o grupos de amigos interesados por la cultura y las producciones audiovisuales- en los meses desde Semana Santa a verano y a partir de octubre.

Las empresas de hostelería han entendido además esta nueva oportunidad y prácticamente todas las cadenas hoteleras tienen referencia a los rodajes en sus páginas web.

Muchos locales gastronómicos, como Cinquanta -que elaboró un menú especial inspirado en los siete reinos de Juego de Tronos- o el restaurante de Carmen Guillemot -en cuya puerta se explica que Peter Dinklage y Conleth Hill además de otros miembros del equipo escogieron su local para celebrar la cena de final de rodaje-, siguen haciendo referencia al paso de la megaproducción por el municipio.

La forma en que Peñíscola ha sabido explotar esta experiencia no se ha repetido en otras localizaciones españolas, a las que se adelantó el municipio castellonense. Tanto es así que Zumaia (Euskadi) -donde se rodará parte de la séptima temporada de Juego de Tronos- se ha puesto en contacto con Peñíscola a instancias de la productora de la serie para recabar recomendaciones a la hora de rentabilizar turísticamente el paso de la serie.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.