Navarro ve difícil que Río Narcea se replantee cierre de mina de Monesterio

El consejero de Economía, José Luis Navarro, ha admitido hoy que la situación de la mina de Aguablanca es "muy difícil" pues la multinacional propietaria de Río Narcea, Lundin Mining, tiene ya tomada la decisión desde su sede en Toronto (Canadá), y le ha pedido tiempo para que se replantee el cierre.

A preguntas de los medios, ha afirmado que la Junta está trabajando para intentar cambiar la decisión de la empresa de cerrar la mina de níquel en Monesterio (Badajoz) y buscar "alternativas" para dar una solución a los trabajadores y sus familias.

"No va a ser fácil porque es una multinacional, que no tiene más actividades en España, solo tenía ésta en Extremadura, y que toma sus decisiones a muchos miles de kilómetros de distancia", ha advertido el consejero momentos antes de participar en la presentación institucional en Mérida del programa "Start Up Extremadura".

Navarro tiene previsto reunirse con la Junta de Andalucía en Sevilla y con la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio de Industria en Madrid, para "estar todos juntos, en contacto con la empresa, y aportar posibilidades para que la multinacional reconsidere su decisión".

Además, el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, mantuvo el pasado fin de semana una reunión personal con el ministro del ramo, Jose Manuel Soria, con el que ha hablado por teléfono "varias veces" en los últimos días, según ha apuntado Navarro, cuya Consejería será la encargada ahora de llevar a cabo los trabajos para dar una solución al cierre.

Para Navarro, todos los extremeños están trabajando de forma "muy coordinada" desde distintos ámbitos como el de los trabajadores, sindicatos e instituciones, a pesar de que las decisiones "no se toman aquí" y no es "fácil" al ser "una decisión ya tomada".

Por otro lado, a preguntas de los medios, ha expresado su malestar por las "formas" de enterarse por la prensa, "con bastante alarmismo", de un "posible problema" en la Central Nuclear de Almaraz (Cáceres), un método, a su juicio, "inadmisible".

La información, publicada ayer por El País, recogía que inspectores del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) "han alertado de fallos en el sistema de refrigeración" de servicios esenciales de la planta de Almaraz.

La Junta está a la espera de recibir información más detallada sobre este asunto pedida al CSN, que desea "llegue pronto".

Asimismo, ha reiterado su preocupación por que "un organismo regulador e independiente" que debe aportar "tranquilidad de que todo se hace bien y bajo control, y todos los procedimientos se hacen", trasmita una imagen que "no debería transmitir".

Navarro ha pedido al Consejo que aporte información al Ejecutivo regional "más detallada" que la de la nota que emitió ayer por la tarde y que no se den situaciones similares en la que "desde fuentes internas del propio CSN se creó una situación de inquietud".

En este sentido, ha abogado por que el Consejo sea "realmente" independiente y "cumpla bien" con su trabajo, porque dará a los ciudadanos e instituciones la "necesaria tranquilidad".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.